Editorial

viernes 24, enero 2020 • 12:00 am

El cambio climático y las crisis que sufrimos por el agua Entre la deuda histórica de anda y los efectos del cambio climático, el tema del agua será cada vez peor.

Compartir

La reciente crisis del agua ha dejado muchas lecciones tanto al Gobierno como a la ciudadanía. Desgraciadamente, la escasez de agua es un hecho históricamente recurrente en el país y el cambio climático se ha encargado de acelerar estas crisis.

Es evidente que la concentración de algas tomó desprevenida a la gente de Anda que no pudo enfrentar sola la crisis y prácticamente todo el gobierno central tuvo que acudir en su auxilio, como sucedió ya cuando anunciaron los cortes por la limpieza de Las Pavas.

El propio presidente Bukele tuvo que pedir disculpas y desautorizar tanto al presidente de Anda como a la ministra de Salud y decir con toda franqueza que el agua de la autónoma no era potable y no recomendaba consumirla. Esa es pues, una tarea pendiente. Anda tiene que modernizar Las Pavas, de la que dependemos 1.2 millones de ciudadanos y  brindar un servicio óptimo en la calidad del agua.

Pero hay que estar consciente que las crisis de agua pueden repetirse. Ya hay quejas abundantes sobre el mal servicio, que el agua no llega hasta una semana o un mes en determinados sectores y eso que el verano solo está iniciando. El Gobierno debe prepararse para enfrentar esas crisis venideras y, además, crear programas de captación de aguas lluvias que alivien la situación en los meses secos.