Economía

El bitcoin es una alternativa cara y compleja para enviar remesas, según analistas Según cuatro analistas financieros, es poco probable que los migrantes salvadoreños que envían remesas al país se sientan atraídos por el bitcoin.

Gabriela Villarroel

lunes 21, junio 2021 • 12:00 pm

Compartir

 

Los migrantes salvadoreños podrán optar por el bitcoin, una criptomoneda sin regulación, para enviar sus remesas hacia El Salvador; pero según especialistas financieros, es muy poco probable que realmente lo hagan. Esto, debido a los riesgos, costos y complejidad que esta divisa representa.

El pasado 8 de junio, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley Bitcoin, que establece el bitcoin “como moneda de curso legal, irrestricto con poder liberatorio, ilimitado en cualquier transacción”.

El presidente de la República, Nayib Bukele, asegura que busca favorecer la bancarización y evitar que se pierdan "millones de dólares" en intermediación por el envío de remesas en el exterior, que hasta ahora quedan en los bancos y otros agentes financieros.

Pero, ¿están listos los migrantes para desechar el dólar y adoptar una criptomoneda? Especialistas financieros consultados por el Diálogo Interamericano creen que la adopción del bitcoin será dolorosa, difícil, y podría suponer más riesgos que beneficios reales para la población salvadoreña. 


"Complejo y volátil".

Es poco probable que el bitcoin, que es difícil de usar y volátil en su valor, sea una vía de inclusión financiera para todos los salvadoreños, asegura Julia Yansura, directora para América y el Caribe de Global Financial Integrity. 

Para los migrantes, especialmente, "el bitcoin es demasiado complejo para ser atractivo", advirtió.

El presidente Bukele ha dicho que el bitcoin promoverá la inclusión financiera, facilitará las remesas y atraerá inversión al país. (Pero) es poco probable que el bitcoin, que es complejo y volátil, sea una vía de inclusión financiera para los salvadoreños promedio, que ven en las opciones actuales de bancarización, cooperativas y transacciones móviles "muy complicadas" o "costosas". Julia Yansura, Global Financial Integrity.

El analista senior para America's Market Intelligence, Tim Jacklish, señala que el reconocimiento del bitcoin como divisa podría parecer innovador, pero es, en el fondo, "una apuesta riesgosa, que ofrece algunos beneficios" pero "riesgos sustanciales" a la economía salvadoreña.

Transacciones más caras.

Para Jacklish, "no hay mérito para creer que las transferencias en bitcoin reemplazarán las remesas tradicionales", debido a que el costo de las transacciones puede ser incluso más alta.

El analista advierte que, aunque se reduce la necesidad de intermediarios financieros, la congestión en la 'blockchain' (tecnología para el desarrollo de las criptomonedas como el bitcoin) puede ocasionar precios más altos.

Las transferencias en bitcoin sí pueden ser más rápidas y baratas que los métodos tradicionales, debido al reducir la necesidad de intermediarios financieros; pero la congestión en la blockchain puede disparar los costos de transacción". Tim Jacklish, America's Market Intelligence.

La bitcoinización también sería dolorosa para los comerciantes, debido a que la ley requiere que todos los agentes económicos acepten bitcoin como forma de pago. "Si se vuelve obligación, esto podría obligarlos a hacer costosas inversiones en monederas de bitcoin y tecnología para procesarlas", agregó.

$5,918.6MillonesSegún datos del Banco Central de Reserva (BCR) El Salvador recibió en 2020 más de $5,918.6 millones en remesas de sus nacionales que viven fuera del país.
24.1 %PIBLas remesas representaron un 24.1% del PIB y colocan a El Salvador como la nación latinoamericana que mayor volumen de dinero recibe por este canal en proporción al tamaño de su economía.

Manuel Orozco, director del Centro para la Migración y la Estabilización Económica en Washington, explicó a AFP que "el éxito" de los envíos en bitcóin "está apoyado en dos supuestos" que son el funcionamiento de "la ley que exige aceptar la criptomoneda, (y) que el migrante enviará remesas en criptomoneda".

Pero esto no necesariamente sucederá. "Hasta ahora, la industria de remesas ha sido muy reacia a meterse a ese mercado", indicó, debido al valor de uso limitado y falta de controles de seguridad.

Es totalmente incorrecto asumir que no habrá costo de transacción (en el envío de remesas en bitcoin) ya que el procesamiento mismo y el sigilo regulador requiere de costos". Manuel Orozco, director del Centro para la Migración y la Estabilización Económica.

Fondos insuficientes.

Otra preocupación de los analistas es si El Salvador puede asumir los costos de la conversión instantánea al dólar, tal como lo ha propuesto el Gobierno, a través del Banco de Desarrollo (Bandesal).

Helen Harris, investigadora sénior de McLarty Associates, asegura que la volatilidad del bitcoin; es decir, los cambios constantes en el valor de la criptodivisa, ponen en riesgo las finanzas del país.

El Gobierno ha declarado que garantizará la convertibilidad del bitcoin al dólar; pero dada la volatilidad del bitcoin, hay dudas sobre si El Salvador tenga los fondos necesarios". Helen Harris, McLarty Associates.

El Gobierno designó un fideicomiso de $150 millones para Bandesal, que será el encargado de cambiar los bitcoin a dólares cuando los agentes económicos así lo deseen. Hasta la fecha, se desconoce cómo se financiará ese fideicomiso.

Otra consecuencia, para Harris, es el impacto negativo en el medio ambiente por el alto consumo de energía de la criptomoneda, y las actividades para minar bitcoins.

En El Zonte, los agentes económicos están utilizando el bitcoin desde hace casi tres años. Este, sin embargo, no era de uso obligatorio. /Foto: Archivo DEM.

Un paraíso del lavado.

Los tres analistas coincidieron en que uno de los mayores riesgos es que El Salvador se convierta en un paraíso de lavado de dinero, el crimen organizado y el tráfico de drogas.

Harris prevé que haya un impacto negativo en los esfuerzos del país contra el lavado de dinero; y esto, a su vez, rompa la negociación de un acuerdo fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al convertirse (El Salvador) en un paraíso para el lavado de dinero, lo más probable es que la negociación de $1,300 millones con el FMI se vea comprometida. Helen Harris, McLarty Associates.

Atraer inversión y desarrollo, además, no es tan simple. Yansura reconoce que la seguridad ha mejorado "en parte", pero el país sigue siendo "muy vulnerable al crimen organizado y el tráfico de drogas".

El Salvador tendrá que ser extremadamente cuidadoso para evitar inversiones incorrectas. Atraer emprendedores internacionales es una cosa, pero atraer lavadores de dinero y evasores de impuestos, es otra. Si las cosas salen mal, este experimento del bitcoin podría ser muy costoso para la seguridad de El Salvador", advirtió la especialista.

El apoyo de Bukele al bitcoin también podría darle falsa confianza a los salvadoreños para usar las criptomonedas como método de ahorro, advierte Jacklish.