Editorial

martes 13, noviembre 2018 • 12:00 am

El aniversario de dos horribles conflictos

Compartir

El domingo recién pasado se conmemoró el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, la gran guerra que trajo a gran parte del planeta, horrores nunca antes vistos y que desgraciadamente, veríamos repetirse un par de décadas después con la segunda gran guerra.

La Primera Guerra Mundial dejó entre nueve y diez millones de muertos y unos veinte millones de soldados heridos, además de unos siete millones de civiles muertos. Hubo horribles batallas como la de Verdún donde se calcula que perecieron más de medio millón de soldados alemanes y franceses.

Fueron 32 las naciones que participaron en la conflagración que duró más de cuatro años.

Precisamente el centenario de la Primera Guerra Mundial coincidía este domingo con la llamada “Ofensiva hasta el tope” que los guerrilleros del FMLN emprendieron contra el gobierno de Alfredo Cristiani en 1989. Fueron también horribles batallas donde lo peor de ambas partes salió a relucir y ocurrieron matanzas terribles como la de los sacerdotes jesuitas.

Estos dos aniversarios nos deben hacer reflexionar que las guerras nunca son solución a nada, solo aumentan el dolor y la división y que como decía el famoso orador romano, Cicerón: “Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras”.