Estados Unidos ha deportado a cerca de 1,000 salvadoreños en la emergencia de COVID-19, según la Cancillería. / DEM

Política

El acuerdo de asilo con Estados Unidos sigue vigente en medio de pandemia Los acuerdos que obligan a refugiados a buscar protección en países poco seguros están en pie a pesar de la crisis, que también ha acelerado las deportaciones.

Gabriela Villarroel

jueves 7, mayo 2020 • 12:01 am

Compartir

Un alto funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos confirmó ayer que los acuerdos migratorios suscritos por los gobiernos de México y Centroamérica con su nación siguen vigentes, aún en medio de la crisis mundial por la pandemia de COVID-19.

El subsecretario de Estado Adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Joe Piechowski, aseguró que Estados Unidos “ha emprendido con Centroamérica y México un acercamiento regional al fenómeno de la inmigración ilegal”, y los acuerdos logrados en este intercambio “siguen siendo vigentes”.

Desde el pasado 20 de septiembre, El Salvador firmó el polémico Acuerdo de Cooperación de Asilo (AcA) con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, orientado a frenar la migración irregular pero convirtiendo al país en un destino potencial para refugiados de Nicaragua y Venezuela en su camino hacia el norte.

El documento recibió críticas de las organizaciones Amnistía Internacional y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), y de la Asamblea Legislativa, que lo denominó un acuerdo de “tercer país seguro”.

En el contexto de la pandemia, sin embargo, continuará la implementación del contrato.

La administración Trump autorizó a la Patrulla Fronteriza a suspender la entrada de caulquier persona, incluyendo solicitantes de asilo,  a través de un estatuto llamado “Título 42”, agilizando deportaciones masivas, argumentando razones sanitarias.


Según The Washington Post, incluso los migrantes bajo custodia ya han sido deportados, resultando en la reducción de la población encarcelada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) de 20,000 a menos de 100 personas.

 

Cifra a la baja

La jefa de la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso, Texas, Gloria Chávez, aseguró que esta oficina a cargo del CBP ha tomado medidas para restringir el acceso al país y proteger a ciudadanos estadounidenses durante la pandemia, y confirmó la disminución de migrantes a su cargo.

“Sí se ha disminuido la cifra significativamente a lo largo de la frontera, pero sí se que el Título 42 nos ha dado autoridad de hacer expulsiones rapidísimas para evitar la aglomeración de personas con síntomas de COVID-19”, explicó.

En medio de críticas de legisladores demócratas por violar las leyes estadounidenses e incluso tratados internacionales sobre asilo político, el comisionado de la Patrulla Fronteriza, Mark Morgan,asegura que “no se trata de migración”, si no de “salud pública”.