Archivo DEM

El Mundo

EEUU prohíbe ingreso a 50 nicaragüenses vinculados al gobierno Ortega-Murillo

AFP y Europa Press con edición de Javier Maldonado

viernes 6, agosto 2021 • 9:37 am

Compartir

Estados Unidos impuso este viernes restricciones de visa a 50 familiares directos de legisladores, fiscales y jueces de Nicaragua vinculados al gobierno del presidente Daniel Ortega y de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, denunciando el arresto de una treintena de opositores.

Como demuestran estas medidas, Estados Unidos está comprometido a promover una amplia rendición de cuentas a cualquier persona responsable o beneficiada por los ataques del régimen de Ortega-Murillo a las instituciones democráticas". dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, exlicó que estas cincuenta personas son "familiares directos de representantes de la Asamblea Nacional de Nicaragua", así como de "fiscales y jueces".

Price recalcó que esta nueva batería de sanciones "demuestran" el "compromiso" estadounidense de hacer "rendir cuentas" a "cualquier persona responsable", o bien se haya "beneficiado" de los "ataques a la democracia" del "régimen Ortega-Murillo", en referencia a la vicepresidenta y esposa Rosario Murillo.

En estos dos últimos meses, el régimen ha arrestado a 32 opositores políticos y actores prodemocráticos, incluidos siete candidatos presidenciales, un candidato a vicepresidente, activistas estudiantiles, líderes del sector privado, y abogados". dijo en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado.

Price también mencionó la última detención de esta semana llevada a cabo por las autoridades nicaragüenses sobre un dirigente opositor, la de Berenice Quezada, la "valiente" candidata a vicepresidente por Alianza Ciudadanos por la Libertad y Miss Nicaragua en 2017.


Ortega y Murillo demostraron una vez más que tienen miedo de competir contra cualquiera que sienta que pueda ganarse el apoyo del pueblo nicaragüense". dijo Price.

Se trata de la segunda vez en menos de un mes que el Departamento de Estado emite nuevas sanciones contra el Gobierno de Nicaragua y algunos de sus altos cargos. A mediados de julio, el secretario de Estado, Antony Blinken, anunció restricciones de visa para 100 funcionarios, entre diputados, jueces y fiscales, e incluso a algunos de sus familiares.

El próximo 7 de noviembre los nicaragüenses están llamados a las urnas, en una cita electoral marcada por las detenciones de dirigentes opositores, las críticas de la comunidad internacional por ataques a la democracia y las aspiraciones de Ortega a revalidar su puesto como presidente, que ocupa desde hace quince años.