Archivo DEM

El Mundo

EEUU mantiene el arresto domiciliario para expresidente peruano Alejandro Toledo y su esposa

Europa Press con edición de Javier Maldonado

viernes 29, octubre 2021 • 3:29 pm

Compartir

La Justicia de Estados Unidos ha decidido mantener el arresto domiciliario bajo el que están el expresidente peruano Alejandro Toledo y su esposa, ya que "el deterioro de su estado físico mitiga aún más el riesgo de fuga" hasta que se resuelva la solicitud de extradición en el marco del caso de corrupción Odebrecht.

El juez federal Thomas S. Hixson ha rechazado, así, la petición de la fiscal Rebeca Haciski para que Toledo volviera a ingresar en la prisión.

El Tribunal considera que el deterioro del estado físico de Toledo y su esposa mitiga aún más el riesgo de fuga. Ambos necesitan un tratamiento médico continuo, y se encuentran en una situación de vida estable en la que pueden obtenerlo". Thomas S. Hixson, juez federal.

Además, ha especificado que su "huida a otro país alteraría esta situación para ellos, especialmente porque la primera parada de Toledo en otro país como fugitivo internacional bien podría ser la cárcel. En estas circunstancias, y aunque el riesgo de que Toledo huya nunca puede ser mitigado completamente, el Tribunal cree que su libertad bajo fianza está justificada".

Toledo, acusado en Perú de varios delitos de corrupción dentro de una trama por la que habría percibido unos 35 millones de dólares en sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de privilegios en los concursos de licitación de obras públicas, fue detenido en Estados Unidos en 2019, pero se encuentra en libertad bajo fianza desde marzo de 2020.

Hixson, juez federal del estado de California, decidió a finales de septiembre que Toledo puede ser extraditado a su país al tener en cuenta que "las evidencias de criminalidad" por su vinculación al caso Odebretch "son suficientes para sustentar los cargos de soborno y blanqueo de capitales bajo las disposiciones del tratado de extradición entre Estados Unidos y la República de Perú".


Toledo, de 75 años, siempre ha negado las acusaciones y ha asegurado que nunca recibió soborno alguno, sino que fueron a parar a manos de Josef Maiman, a quien acusa de haber actuado falsamente en su nombre para recibir ese dinero.

Presidente de Perú entre 2001 y 2006, fue detenido en 2019 en su residencia de Silicon Valley, California. Toledo forma parte de la ristra de antiguos presidentes peruanos --como el desaparecido Alan García, Ollanta Humala, o Pedro Pablo Kuczynski-- supuestamente corrompidos por Odebrecht dentro en la mediática trama de Lava Jato, cuyas redes se extienden por toda América Latina.

El fiscal peruano José Domingo Pérez ha pedido 20 años y seis meses de prisión para el expresidente por los delitos de colusión y blanqueo de capitales, si bien la acusación se revisará el próximo 21 de octubre.