Alejandro Alle, director ejecutivo de EDP, informó ayer sobre la aprobación del financiamiento de OPIC y los avances de la construcción de la planta. / Jorge López

Economía

EDP hará pruebas de planta de gas natural en mayo de 2021

Uveli Alemán

viernes 29, marzo 2019 • 12:01 am

Compartir

Energía del Pacífico (EDP), la empresa encargada del millonario proyecto de gas natural licuado (GNL), realizará las primeras pruebas de la planta en mayo de 2021, para iniciar así la inyección de electricidad a la red eléctrica salvadoreña en julio de ese año, anunció ayer Alejandro Alle, director ejecutivo de la compañía.

Originalmente se esperaba que la planta suministrara energía en 2019, pero EDP solicitó en 2016 un plazo adicional luego que la Sala de lo Constitucional ordenara en 2015 que la administración de los puertos privados estuviera bajo la responsabilidad de la Asamblea Legislativa. Antes decisión de la Autoridad Marítima Portuaria (AMP).

Este cambio obligó a la empresa preparar nueva documentación y ajustar los tiempos de entrega. Este jueves, Alle informó que a finales de 2020 y principios de 2021 ya se tendrá finalizada la planta para realizar las pruebas en mayo de ese año.

“Este cronograma es bastante conservador, pudiera ser antes, pero estamos previendo que a principios de 2021 podamos hacer esto. Nuestro objetivo es estar absolutamente listos para operar entre abril y mayo del 2021, el compromiso contractual que tenemos con las distribuidoras es julio de 2021”, comentó.

Pese a los retrasos, el megaproyecto ya cuenta con la mayoría de los permisos ambientales y de construcción, incluyendo la aprobación de la concesión por parte de la Asamblea Legislativa.

El pleno legislativo aprobó esta concesión la semana pasada y EDP está a la espera que se publique en el Diario Oficial, para proceder a la firma del contrato con el Estado salvadoreño representado, en este caso, por el fiscal general de la República.


Además, ya cuenta con los permisos ambientales y de construcción para la planta generadora y terminal marítima. Mientras tanto, aún falta el aval para iniciar las obras de la línea de transmisión de 230 kilovoltios (kV) y la tubería enterrada de gas natural. La empresa tiene, para ambos, la factibilidad.