La planta está programada para iniciar operaciones a finales de 2021. Los avances en la zona son visibles. EDP contribuye con más de $500,000 cada año para proyectos sociales en Acajutla y zonas aledañas. / Cortesía

Economía

EDP espera tener la unidad de gas natural a finales de 2021 El megaproyecto energético se ha mantenido en marcha pese a la emergencia sanitaria. Unos 800 obreros trabajan en la construcción.

José A. Barrera

martes 11, agosto 2020 • 12:04 am

Compartir

Unos 800 obreros trabajan en el montaje de la nueva generadora eléctrica en la zona del Puerto de Acajulta, la cual es desarrollada por Energía del Pacífico (EDP).

Alberto Osorio, director del proyecto, explicó que las obras no se han detenido, pero que han fortalecido los controles de seguridad por los riesgos de contagio ante la pandemia.

El megaproyecto es el mayor de su tipo en El Salvador, el cual alcanza los $1,000 millones de inversión extranjera directa y consta de una planta generadora de electricidad a partir de Gas Natural Licuado  (GNL) que tendrá una capacidad de 378 megavatios (MW), capacidad equivalente al 30 % de la demanda nacional.

La obra se levanta en terrenos adyacentes al Puerto de Acajutla, en Sonsonate, donde la obra física avanza con rapidez. “Recientemente se recibió un embarque con los primeros equipos mecánicos para la planta generadora, aunque estos no son los únicos embarques recibidos hasta el momento. Varios suministros ya se han importado, no solo para la planta generadora sino también para otros subproyectos”, dijo Osorio.

El ejecutivo explicó que la construcción avanza conforme a lo establecido en el cronograma general. “El proyecto se considera esencial para el país y la obra nunca se ha detenido”, agregó.

Recientemente se recibió un embarque con los primeros equipos mecánicos para la planta generadora. Sin embargo, se han recibido varios suministros. / Cortesía CEPA


En ese sentido, las labores avanzan de forma simultánea en todos los componentes del proyecto que promete generar un cambio drástico en la matriz eléctrica salvadoreña con la incursión del GNL, una fuente fósil, pero menos contaminante.

La planta es construida por Invenergy, desarrollador y operador privado de origen estadounidense en conjunto con socios locales como Grupo Calleja, VC Energy de Centroamérica y Quantum Energy.

Uno de los pasos vitales en la construcción de la generadora es la instalación de una unidad de almacenamiento y regasificación flotante (conocida como FSRU, por sus siglas en inglés). Osorio explicó que según el plan actual, el FSRU llegará a Acajutla en la segunda mitad de 2021, mientras que los buques suministradores de GNL empezarán a llegar una vez la generadora esté en fase de operación comercial.

“EDP introducirá generación limpia y confiable para satisfacer 30 % de la demanda energética del país, reemplazando su dependencia del HFO (heavy fuel oil o búnker). Cuando el proyecto esté en operación, se crearán 80 trabajos de tiempo completo para operar y mantener la planta generadora, el FSRU y otras infraestructuras asociadas al proyecto”, concluyó el ejecutivo.

En la zona, más de 800 personas trabajan en la construcción de la planta, el proyecto más grande de su tipo. / Cortesía