El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer una orden ejecutiva para limitar la protección de las redes sociales y la libertad que tienen para moderar su contenido.

El Mundo

Donald Trump decidido a cortarle las alas a la red de Twitter Molesto con la actitud de Twitter hacia él, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer un decreto para limitar la protección de las redes sociales.

AFP

viernes 29, mayo 2020 • 12:01 am

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer una orden ejecutiva para limitar la protección de las redes sociales y la libertad que tienen para moderar su contenido.

“Estamos aquí para defender la libertad de expresión frente a uno de los peores peligros”, dijo el presidente en la Oficina Oval, refiriéndose a lo que llamó el “monopolio” de los gigantes tecnológicos.

“Tienen el poder incontrolado de censurar, editar, ocultar o modificar cualquier forma de comunicación entre individuos y grandes audiencias públicas”, explicó Trump al firmar el decreto, que debería ser el punto de partida de una larga batalla judicial.

Muy activo en Twitter, donde mezcla a un ritmo frenético anuncios políticos, ataques personales, teorías de conspiración y declaraciones de campaña, el inquilino de la Casa Blanca denuncia desde hace mucho tiempo lo que considera un sesgo ideológico y político de los gigantes de Silicon Valley.

“No podemos permitir que esto continúe, es muy, muy injusto”, dijo.

El decreto supuestamente permite regular la famosa sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, la “Communications Decency Act” de 1996, pilar del funcionamiento de las plataformas digitales.


Esta norma ofrece inmunidad a Facebook, Twitter, YouTube o Google contra cualquier acción legal relacionada con el contenido publicado por terceros y les da la libertad de intervenir en las plataformas como lo deseen.

El decreto modificaría el alcance de esta ley y permitiría a las autoridades reguladoras decidir sobre las políticas de moderación de contenido.

Trump acusa a Twitter de tomar “decisiones editoriales” y mostrar “activismo político” en la elección de los mensajes que decide enviar a verificación.

Sus detractores sostienen que el presidente no actúa en nombre de la libertad de expresión sino en su propio interés.

Trump amenaza la Sección 230 para “intimidar” a las redes sociales, opinó el senador demócrata Ron Wyden.

“Creo que estas compañías, y todos los estadounidenses que ejercen su derecho a expresarse en línea, resistirán este decreto ilegal de todas las formas posibles”, apuntó.

Progresistas y conservadores han alzado sus voces durante años para obligar a las redes a asumir una mayor responsabilidad y, por lo tanto, a filtrar mejor el contenido.