El Mundo

Documental de disidente chino muestra la otra cara del confinamiento en Wuhan La película "Coronation" registra la respuesta militarizada brutalmente eficiente del estado para controlar el virus.

Redacción DEM

jueves 28, enero 2021 • 7:15 am

Compartir

"Coronation", el último documental del artista disidente chino Ai Weiwei, ilustra el confinamiento de la ciudad china de Wuhan, la cuna de la pandemia de coronavirus que sufre la humanidad, mostrando el rostro autoritario del control estatal chino desde el primer hasta el último día del cierre de esa metrópolis. 

"Coronation"  fue filmado a distancia por un equipo de cineastas aficionados de Wuhan.  

La película registra la respuesta militarizada brutalmente eficiente del estado para controlar el virus. Se erigieron extensos hospitales de campaña de emergencia en cuestión de días, 40.000 trabajadores médicos fueron trasladados en autobús desde toda China y los residentes de la ciudad fueron sellados en sus hogares.

La película nos lleva al corazón de estos hospitales temporales y salas de Cuidados Intensivos, mostrando todo el proceso de diagnóstico y tratamiento. Los pacientes y sus familias son entrevistados, reflejando su pensamiento sobre la pandemia y expresando enojo y confusión por la insensible restricción estatal de sus libertades.


La película también nos lleva a la vida privada de las personas que viven bajo el encierro: una pareja intenta regresar a su hogar en Wuhan, un mensajero entrega lo esencial a los residentes que no pueden salir de su comunidad, un trabajador de la construcción de emergencia atrapado en el limbo se ve obligado a vivir. Fuera de su automóvil, un excuadro del partido y su hijo debaten sobre la función de los medios de comunicación y la respuesta del partido al brote, un hijo afligido navega por la burocracia de recuperar las cenizas de su padre.

"Quería brindar una experiencia de primera mano para comprender a China y al pueblo chino y cómo respondieron al coronavirus. En estas condiciones dramáticas, podemos comprender mejor la política y la humanidad de cualquier sociedad", explicó Ai Weiwei a la televisora alemana Deutsche Welle. Ai vive exiliado en Alemania.

A través del lente de la pandemia, "Coronation" describe claramente la máquina china de control social y gestión de crisis, a través de la vigilancia, el lavado de cerebro ideológico y la determinación bruta de controlar todos los aspectos de la sociedad. La película muestra los cambios que se produjeron en una ciudad y en el espacio individual bajo el impacto del virus; ilustra el valor de la vida individual en el entorno político, reflejando las dificultades que enfrentamos como individuos y países en el contexto de la globalización.

"China, como estado autoritario, ha sido el más eficiente para enfrentar una situación tan desafiante como una pandemia. Al hacerlo, la supresión de China de los derechos humanos, los derechos individuales, la privacidad y la voluntad personal ha sido dura. Básicamente, China ha consumido la libertad de todos en su propio poder. Ese es el carácter básico del rápido desarrollo de esta nación y cómo ha cerrado la brecha entre ella y Occidente. Ha funcionado muy bien durante los últimos 30 años", explica el  director del documental.

El estado chino y su población no confían entre sí, pero el estado debe ser obedecido porque mantiene el control a través de la ley y la violencia". Ai Weiwei, director de Coronation.

Según Ai, en última instancia, el resultado es una sociedad que carece de confianza, transparencia y respeto por la humanidad.

 

Conclusiones

Coronation es un documental recomendable y que ilustra el totalitarismo del Partido Comunista Chino. El filme está disponible para alquilar o comprar en la página web de Ai Weiwei así como en iTunes, Amazon y Google Play, así como a nivel mundial en Vimeo On Demand.  El costo de renta va desde los $4.99 y puede comprarla por $14.99.