Imagen Ilustrativa.

El Mundo

Doctor salvadoreño en el limbo tras negativa de su “Green Card” en EEUU

Redacción Web-DEM/Bozeman Daily Chronicle

viernes 15, mayo 2020 • 5:57 pm

Compartir

El salvadoreño Francisco Arias Reyes que ha vivido en Estados Unidos durante casi 20 años amparado por el Estatus de Protección Temporal (TPS), su estado se encuentra hoy inseguro luego que su "Green Card" fuera negada, a pesar de su labor durante la pandemia en el hospital Public Health-Seattle & King County.

Por ello, según el diario Bozeman Daily Chronicle, el compatriota ha demandado al gobierno federal para que revierta la decisión. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS) denegó la solicitud de Arias Reyes el 30 de marzo, argumentando que no era elegible porque excedió su visa de turista después de ingresar al país en 2000 y vivió en el territorio estadounidense durante ocho meses sin un estado legal antes de ser aprobado para TPS.

Su abogado, Matt Adams, del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes del Noroeste (NWIRP), afirma que USCIS está malinterpretando la ley. Cuando a alguien se le otorga TPS, se considera que esa persona, con el fin de solicitar una "Green Card" ha ingresado legalmente, dijo Adams. Agregó que el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito reafirmó ese punto en otro caso que NWIRP manejó hace unos años.

La demanda del savadoreño en medio de un pandemia toca preguntas más amplias sobre si los inmigrantes que buscan legalización u otros cambios de estatus deben recibir una consideración especial si han sido trabajadores esenciales o de primera línea.

El diario explica que habló por teléfono con Reyes y que el salvadoreño relató que llegó a Estados Unidos después de graduarse de la escuela de medicina en El Salvador y su título efectivamente es reconocido en el territorio estadounidense, pero para practicar, tuvo que tomar juntas médicas y hacer una residencia allá. "Dejó que su visa caducara ya que todavía estaba sopesando las posibilidades", explica.

Entonces los terremotos golpearon. "Tuve que repensar lo que iba a hacer después", dijo. Cuando EEUU extendió el TPS a los salvadoreños, presentó una solicitud y fue aprobado. Eligió no pasar por el largo proceso de licenciamiento médico, tomó un trabajo como asistente médico en los Centros de Salud Comunitaria de Sea Mar.


Más tarde trabajó para el Departamento de Salud del estado en su programa de prevención y control de la diabetes, luego se unió al departamento de salud del condado en 2012. Ahora supervisa tres clínicas de atención primaria, un programa de camionetas móviles y dos centros escolares.

Su supervisor, TJ Cosgrove, director de la división de servicios de salud comunitaria del departamento, dijo que Arias Reyes tiene una "combinación rara, rara" de conocimiento clínico, sensibilidad a poblaciones traumatizadas y experiencia en salud pública y atención primaria.

Ante la nueva crisis de coronavirus, Arias Reyes ha supervisado el cambio de la atención primaria hacia la telemedicina y la realización de pruebas COVID-19 en las clínicas del condado.

Cada 12 a 18 meses después de recibir el estado de protección, ha solicitado con éxito la renovación. Ahora espera no solo el resultado de la demanda que acaba de presentar, sino también otra en California que cuestiona la finalización del TPS por parte de la administración Trump para los salvadoreños. Mientras el proceso está pendiente, el gobierno ha extendido las protecciones hasta enero.

Ariaas Reyes no ha regresado a El Salvador desde 2000. En la entrevista también dijo que la violencia de las pandillas se ha disparado en El Salvador desde que vive en los EEUU y que tendría miedo de regresar. "El Salvador es un país que ya no conozco", señaló.