Nacionales

Director de la PNC pide disculpas por el asesinato de una persona sorda en Zaragoza La reparación moral fue ordenada por el Juez Primero de Sentencia de Santa Tecla al condenar a 20 años de cárcel al policía que disparó a la víctima.

Iliana Cornejo con reportes de Saraí Alas y Francisco Valle

viernes 9, abril 2021 • 6:49 pm

Compartir

En una declaración que no duró más seis minutos, el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas, pidió disculpas a la familia de José Mauricio Salazar, quien fue asesinado por policías, en el cantón El Zaite, de Zaragoza, La Libertad, el 24 de abril de 2017.

"Como director general de la Policía Nacional Civil quiero ofrecer las disculpas del caso de manera pública y directa a la apesarada familia que está presente en este acto, debido a que resultaron sumamente perjudicados por ese error cometido en el  periodo del año 2017 también agrego que el responsable de haber asesinado o cometido ese error, al señor José ha sido procesado y condenado por el delito de homicidio agravado por parte de nuestro sistema judicial". Mauricio Arriaza Chicas, director de la PNC.

La disculpa pública es una orden emanada por el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla, quien al condenar a uno de los policías a 20 años de cárcel por homicidio agravado, también ordenó a la corporación hacer una reparación moral a la familia de la víctima.

Parte de esa reparación era limpiar el nombre de "Chepe o Chepito", como era conocida la víctima en Zaragoza.

"Durante un procedimiento policial resultó fallecido quien en vida fuera José Mauricio Salazar, de quien en su momento se aseguró de parte de un oficial de la PNC que era una persona que pertenecía a pandillas, ante esta aseveración que se hizo en ese momento, niego rotundamente que la mencionada persona haya pertenecido a pandillas". Mauricio Arriaza Chicas, director de la PNC.


La condena del policía fue el 9 de mayo del 2018, un año después del asesinato de "Chepe", quien al momento del crimen tenía unos 38 años de edad.

Según la investigación y el expediente judicial, "Chepe" regresaba de trabajar en una vivienda y traía en sus manos un taladro, que había utilizado para su labor.

Además de su discapacidad auditiva, Salazar tenía una dispacidad en una pierna, pero los testigos afirman que era muy servicial; también aseguraron que él no era pandillero como la Policía Nacional Civil afirmó el día del asesinato.

El acto de disculpas públicas fue en la delegación de Santa Tecla. / Cortesía Secretaría de Prensa de la Presidencia.

Según los reportes policiales, Salazar murió en un enfrentamiento y lo tildaron de pertenecer a la Mara Salvatrucha, estructura que asedia el cantón El Zaite.

El director policial también dedicó unas palabras, que dijo eran personales, para el padre de la víctima.

Usted sabe que en el derecho del hombre nos podemos equivocar, pero ante Dios todos vamos a responder ante Dios, en este caso que nos ocupa y de manera pública y con la finalidad de dar cumplimiento a una sentencia, también la institución policial reconoce el derecho a la reparación del daño moral, así es que como director general le pido esta disculpa pública por ese error que se cometió en ese procedimiento policial". Mauricio Arriaza Chicas, director de la PNC.

El padre de "Chepe" se retiró después del acto de disculpas públicas, diciendo a los medios: "Sí, estoy satisfecho".

El director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca), José María Tojeira, dijo que efectivamente se había cumplido la sentencia del juez y se había dejado claro que José no era pandillero.

Sin embargo, señaló que las instituciones del Estado debían pedir disculpas sin necesidad de una orden judicial.

Creo que pedir disculpas es escencial, cuando se comete un error de esa categoría, lo ha hecho, pero yo insistiría en que ojalá todas nuestras instituciones, PNC, el sistema judicial, etcétera, cuando cometan un error, lo reconozcan sin necesidad de que les manden reconocerlo judicialmente". José María Tojeira, director del Idhuca.

En el hecho supuestamente participaron cuatro policías, pero el juez condenó solamente al que disparó.