Los diputados de oposición aseguran que la información de las misiones oficiales siempre ha estado disponible al público. /Archivo DEM.

Política

Diputados opositores ven como retroceso la reserva de información de la Asamblea Misiones oficiales, datos de planilla, presupuestos de grupos parlamentarios, compras y otros procesos internos se clasificaron como información reservada.

Susana Peñate

miércoles 25, agosto 2021 • 3:10 pm

Compartir

Entre el 6 de junio y el 15 de julio de 2021, la Asamblea Legislativa incorporó en el índice de información reservada varios documentos, como la autorización de misiones oficiales, informes de auditoría externa, expedientes relacionados a elecciones de segundo grado y expedientes de comisiones especiales declaradas como privadas, lo que ya generó algunas reacciones entre la oposición.

Si las misiones oficiales son para asuntos meramente legislativos, no tienen porqué ser escondidos. La Asamblea Legislativa estaría usando la misma dinámica del Ejecutivo de ocultar la información, de negar el acceso a los salvadoreños, y yo diría son peor que lo que tanto criticaron”, dijo Marleni Funes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Los plazos de las reservas son de entre 3 a 7 años, como el caso de la planilla de pago de salarios y otras prestaciones, así como documentos que contengan extractos de ellas. Y las versiones de audios de las comisiones especiales tendrán una reserva por cuatro años, cuando se haya declarado el carácter privado.

Por contener opiniones o recomendaciones que forman parte de un proceso deliberativo, en tanto no se adopte una decisión definitiva y podría comprometer las estrategias y funciones estatales en procedimientos judiciales o administrativos en curso, pudiendo generar una ventaja indebida a una persona en perjuicio de un tercero”, dice el índice de información reservada.

“Al ser fondos públicos, la población tiene derecho a conocer en qué, cómo, cuando y dónde se gastan”, afirmó Funes.

Anteproyectos y piezas clasificados.

La Asamblea clasificó bajo reserva por tres años documentos, opiniones, estudios y borradores de anteproyectos de Ley sometidos a estudio, así como piezas de correspondencia sin clasificar.

El diputado John Wright, de Nuestro Tiempo, considera que esto es “un grave retroceso” en materia de transparencia para la Asamblea Legislativa y que le parece una mala decisión por parte de la Junta Directiva.

No se me ocurre una tan sola cuenta o aspecto de la Asamblea Legislativa que tendría que ser declarada reservada. Enfatizo es un lamentable retroceso”, dijo Wright.

Por su parte, Reynaldo López Cardoza, del Partido de Concertación Nacional (PCN), dijo desconocer los motivos porque no es miembro de Junta Directiva, pero dijo que de momento no hay misiones oficiales.

En su experiencia como legislador, dijo, los proyectos de ley y las piezas de correspondencia deberían estar colgados en la página web de la Asamblea.

Yo creo que eso no es problema, siempre ha estado, siempre ha sido a sido así y no sé cuál será el significado, no sé cuál es el fondo de esto”, expresó Cardoza.

De la misma manera, el diputado Romeo Auerbach, de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), dijo que tendría que preguntar a los miembros de su partido que están en Junta Directiva “en qué se basaron” para aprobarlo; pero no descarta que “debe haber una razón de peso”.

Se buscó declaraciones del diputado Guillermo Gallegos, miembro de la Junta Directiva, pero se dijo que estaba ocupado en una reunión, y al salir de la Asamblea no atendió a la prensa.