Cortesía

Nacionales

“Dios estaba preparándome para vivir aquí en El Salvador”: Padre Flavián Mucci La pobreza en la que vivió desde su niñez, lo hizo desear siempre "destruir la pobreza".

Redacción DEM

domingo 26, septiembre 2021 • 2:52 pm

Compartir

“Amar sin condición”, es eso lo que significa “Ágape”, nombre que el sacerdote franciscano estadounidense Dominic John, conocido tras su investidura como Flavián Mucci, le dio a una organización dedicada a asistir a través de distintos programas a sectores empobrecidos de El Salvador.

En 1978 y tras más de una una década radicado en El Salvador, funda la Asociación Ágape, que comenzó ayudando a través de “Comedor Abierto”, iniciativa destinada a ayudar a ancianos y otras personas con un plato de comida tres veces al día, todos los días del año.

Educación, salud, vivienda, alimentación y formación espiritual y vocacional, son algunos de los aspectos en los que Ágape ha asistido por más de cinco décadas a salvadoreños.

Su fundador fue condecorado en numerosas ocasiones por su labor, siendo reconocido como Hijo Meritísimo de la ciudad de Sonsonate  en 1982 y de El Salvador en 1992.

En una entrevista televisiva, Mucci dijo que haber conocido la pobreza lo llevó a querer “destruir la pobreza”, y llegar a Centroamérica lo llevó a querer siempre impulsar una lucha contra la pobreza.

“Dios estaba preparándome para vivir aquí en El Salvador”, reconoció.

Para el padre Mucci, colaborar a favor de los que tenían poco o nada resultaba satisfactorio. Ágape llegó a convertirse, a través sus múltiples programas, en una de las más importante asociación de ayuda humanitaria en El Salvador.

Antes de fundar Ágape de El Salvador, a inicio de la década de los setenta Fray Flavián Mucci, fundó la primeras Aldeas Infantiles SOS, un proyecto encaminado a asistir a niños y jóvenes sin cuido familiar.

En cinco décadas en El Salvador, Flavián Mucci, entregó lo que pudo anteponiendo al prójimo antes que así mismo, consolidando un legando al que se llama a honrar y preservar.