Mujer & Salud

Dile adiós a las molestas "patas de gallo" con estos trucos

Revista VidaSana

sábado 14, julio 2018 • 8:00 am

Compartir

Toda mujer siente que su juventud durará para siempre hasta que un día, viéndose al espejo, descubrirá el primer signo de envejecimiento: las famosas “patas de gallo”.

 

¿Por qué se producen las patas de gallo?

Expertos en belleza aseguran que la exposición al sol provoca la aparición de arrugas, obligando al rostro a entrecerrar los ojos.

Finalmente añaden que las “patas de gallo” son un producto de la edad, ya que conforme pasan los años, el cuerpo deja de producir colágeno y la piel pierde su elasticidad.

Es por ello que hoy te brindamos algunos remedios caseros. ¡Manos a la obra!


Pepino, el clásico remedio

Cada vez que uno piensa en mejorar la apariencia de los ojos, es el primer ingrediente que viene a la mente, y no es para menos, ya que sus vitaminas A, C y E, previenen el envejecimiento celular de la piel.

¿Cómo usarlo?

Humedece primero tus ojos, aplica unas rodajas sobre y ellos y déjalos actuar durante 10 minutos.

Aloe vera, un gran suavizante

Ya hemos visto algunos de los beneficios del aloe vera para la salud, destacando su capacidad para suavizar y reafirmar los tejidos de tu piel.

¿Cómo usarla?

Aplica un poco de gel de aloe sobre los ojos y dejar actuar durante unos minutos antes de removerlo.

Papaya, remedio tropical

Aprovecha esta fruta exótica, con un color y sabor inigualables, al igual que sus propiedades de antienvejecimiento y restauración de la piel.

¿Cómo usarla?

Humedece un poco de algodón en un jugo de papaya y aplícalo sobre la parte afectada por las patas de gallo, deja reposar 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Aguacate, tu mejor aliado

Además de ser catalogado como un superalimento, posee vitaminas E y D, que favorecen a la salud y apariencia de tu piel.

¿Cómo usarlo?

Realiza un puré con la pulpa de aguacate y aplica en la zona afectada durante 30 minutos. Recuerda masajear suavemente la zona y quitar esta mascarilla con agua fría.

Leche, amigable con tu piel

Además de deliciosa y nutritiva, la leche posee un ácido que estimula la producción de colágeno, que  genera nuevas capas de piel más saludables y elásticas.

¿Cómo usarla?

Humedece la zona con un algodón o paño mojado en leche y aplícalo alrededor de los ojos durante 10 minutos .

Claras de huevos, remedio sencillo y efectivo

Este es el favorito de muchas mujeres y es uno de los más sencillos. Es muy conocido que la clara de huevo tiene propiedad reafirmante en la piel, ayudando a tensar las arrugas presentes.

¿Cómo usarla?
Simplemente bate bien una clara de huevo y ponla en las arrugas y zonas circundantes.