Archivo

Nacionales

Diez peritos evaluarán permuta de armas entre la empresa Centrum y el Ministerio de la Defensa  En el caso son procesados dos exministros de la Defensa y un empresario.

Jaime López

martes 16, noviembre 2021 • 4:06 pm

Compartir

Cuatro peritos propuestos por la defensa fueron juramentados por el Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador, quienes se sumarán a los seis peritos de la Fiscalía General de la República para analizar el contrato permuta suscrito, entre el Ministerio de la Defensa y la empresa Centrum, para el intercambio de armamento en el 2013.

Por este caso, son procesados los exministros de la Defensa, David Victoriano Munguía Payés y José Atilio Benítez, así como el empresario Gustavo López Davidson, a quienes la Fiscalía acusa de peculado, cómplice necesario en el delito de peculado y falsedad documental agravada en perjuicio del Ministerio de la Defensa.

Los peritos son expertos en contabilidad y finanzas, así como técnicos en armamento y artillería elaborarán tres pericias, que corroborarán o descartarán los ilícitos que se acusan a los exministros y al empresario.

En una de las pericias se hará un análisis financiero-contable para establecer si los exministros obtuvieron algún beneficio económico durante o después de la firma del contrato permuta en 2013.

En la segunda pericia, los expertos ofrecerán un informe técnico del armamento y determinar su valor económico. La tercera pericia consistirá en determinar el funcionamiento de los dos obuses repotenciados M-71 y calibre 155 milímetros, ofrecidos por la empresa Centrum al Ministerio de la Defensa.

La idea de los estudios es establecer si la empresa entregó todos los accesorios y especificaciones de operatividad.


Los técnicos tendrán cinco meses y medio para elaborar esos estudios, una vez que le sea entregada toda la información en original necesaria.

Según el dictamen de acusación, existió un contrato permuta de armas obsoletas (obuses) presuntamente en mal estado con la empresa Centrum S.A de C.V que perjudicó económicamente al Estado por $2,532,036.

Según la Fiscalía, el contrato de permuta tipo subasta fue el plan criminal para que una red se enquistara en el Ministerio de Defensa y sustrajera armas en buen estado a cambio de armas obsoletas.

El exministro de la Defensa, David Munguía Payés, es mencionado desde que se comenzaron a generar los hechos en el año 2011. Mientras que el exministro, Atilio Benítez, asumió el despacho de Defensa en el año 2013, siguió con el plan de las permutas de armas e invitó a seis empresas para que participaran en una subasta, cinco de las sociedades y el empresario Carlos Gustavo López Davidson figura como representante de la empresa Centrum, la intermediaria de las armas.