Salazar Umaña, alias “Chepe Diablo” es acusado de lavar $132 millones.

Nacionales

Dictamen final de segundo perito libera de cargos a José Adán Salazar Fiscalía cuestiona que el segundo perito no tiene suficiente base investigativa para dictaminar a favor del empresario hotelero.

Jaime López

miércoles 27, enero 2021 • 2:30 am

Compartir

La Fiscalía General de la República (FGR) no quedó convencida con la exposición de la pericia financiera que presentó el segundo perito de la defensa al Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador a favor del empresario hotelero José Adán Salazar Umaña y su hijo José Adán Salazar Martínez.

El perito especializado en contaduría pública con más de 40 años de experiencia,  dictaminó en su informe final, al cierre de su participación en el juicio, que no hay nada irregular en las cuentas de José Adán Salazar Umaña y su hijo

Sin embargo, la Fiscalía estima que dicha pericia es incompleta y no refleja la verdadera realidad financiera de los empresarios en alusión, porque solo se basó en la consulta de 487 de más de 2,700 piezas que contiene la documentación contra los nueve procesados por el delito de lavado de dinero y activos por más de $132 millones.

La Fiscalía reprocha que el segundo perito de la defensa no vio  los comprobantes  bancarios que establecen el origen y destino de los fondos que movió José Adán Salazar Umaña en el sistema financiero nacional, que para la pericia del Ministerio Público evidenció origen desconocido de ingresos y que propició un incremento patrimonial inusual o injustificado.

Uno de los fiscales, afirmó que el experto de la defensa tampoco revisó los documentos bancarios de desembolso de los créditos a los que tuvo acceso las familias Salazar Umaña y  Salazar Martínez de 2003 a 2017.

“No verificó los documentos bancarios que establecen sí los desembolsos o los cheques emitidos fueron para pagar compra de bienes”, cuestionó.


Agregó que la segunda pericia no dejó en claro la procedencia de cada una de las transacciones de fondos que ingresaron como activo a las cuentas bancarias de José Adán Salazar ni se estableció que provinieron de remesas realizadas por personas que tengan una justificación por su vinculación con la actividad económica del señor Salazar Umaña.

“El perito no revisó todas las transacciones de más de $100 millones que movió  y que generaron cheques, remesas y retiros, ni constató si  los cheque regresaron a la cuenta del titular o a otra tercera persona”, detalló el fiscal.

 

La Defensa.

El abogado Gerardo Cisneros, uno de los defensores de la familia Salazar Umaña salió en defensa del segundo perito tras manifestar que el profesional respondió tras las reglas de la ley y el juez es el árbitro.

“El perito contesta lo que se le pregunta hasta donde sabe y conoce. El límite de la declaración  del perito es la pericia, el documento que él previamente ha presentado, yo no le puedo preguntar nada que no esté en su dictamen porque el viene a hablar del trabajo que ya realizó  y de los resultados que obtuvo”, expresó Cisneros.

Cisneros reconoció que faltó información contable necesaria para llegar al fondo del tema.