Economía

Deuda pública salvadoreña alcanzó récord histórico y cerró en $22,625 millones en 2020 La deuda pública salvadoreña cerró el 2020 con un valor cercano al 90 % del PIB, es el más alto en 30 años. El saldo de Letes fue el que más aumentó en 2020. Estos compromisos deben ser honrados en 2021 porque son de corto plazo.

Uveli Alemán

martes 2, febrero 2021 • 5:30 am

Compartir

La deuda pública total de El Salvador alcanzó su máximo histórico en 2020 al cerrar con un incremento de $2,817.18 millones, compromisos que representan casi el 90 % del tamaño de la economía, indican los datos del Ministerio de Hacienda recopilados por el Banco Central de Reserva (BCR).

La institución actualiza, al cierre de cada mes, los resultados fiscales de la administración estatal y uno de los indicadores considerados es la deuda pública total del país, que incluye las obligaciones adquiridas por el Gobierno Central y sus empresas estatales financieras y no financieras, así como los compromisos derivados del sistema de pensiones.

En la última actualización, del pasado 29 de enero, se revela que el indicador cerró en 2020 en $22,625.53 millones, su máximo histórico como consecuencia del incremento del gasto público ante la emergencia sanitaria generada por la  paandemia del covid-19. La suma alcanzada es $2,817.18 millones adicionales a los $19,808.35 reportados al término de 2019, es decir, un incremento del 14.2 %.

Se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB, que mide la producción de bienes y servicios de la economía) cierre en unos $24,784 millones en 2020 tras sufrir una contracción del -9 %, según la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI). Significa entonces que la deuda pública total representará el 91 % de la economía, aunque algunos tanques de pensamiento la calculan en el 90 %.

Tanques de pensamiento advierten que la deuda pública continuará aumentando en 2021 y representará cerca del 94.1 % del PIB.  Se estima que la economía crezca  4.6 % 


Poco margen

La pandemia encontró a las finanzas públicas de El Salvador en una situación ya crítica y con poco margen fiscal para responder. Cuando se declararon los esquemas de cuarentena domiciliar obligatoria y se cerró la economía, comenzaron a caer los ingresos tributarios mientras que las necesidades de gasto se incrementaron y el Gobierno solicitó a la Asamblea Legislativa, en dos ocasiones, que se permitiera emitir deuda en hasta $3,000 millones.

La cifra alcanzada a diciembre es inferior a las previsiones y se debe a que el Gobierno no pudo contratar los $3,000 millones autorizados, ante la resistencia de los diputados de aprobar más préstamos.

Los datos del BCR revelan que la deuda del Sector Público no Financiero (SPNF) cerró en $16,415.59 millones, un incremento del 18.02 % (unos $2,505.91 millones) contra los $13,909.68 millones reportados al cierre del 2019.

Los resultados del SPNF se deben a que la deuda del Gobierno subió en 19.6 % y sumó $2,536.3 millones, hasta llegar a $15,415.59 millones, mientras tanto los compromisos de corto plazo, asumidos con las colocaciones de las Letras del Tesoro (Letes), significan $1,409.23 millones al cierre de 2020, un 42.1 % de crecimiento frente a 2019.

En 2020, el Gobierno obtuvo más recursos del mercado local por lo cual la deuda interna pública mostró un alza de 16.75 %. El BCR reporta que los compromisos adquiridos en este renglón representan $11,472.65 millones, unos $1,645.73 millones adicionales a los $9,826.92 reportados en 2019.

14.2 %De incrementoLa deuda pública total aumentó 12.22 % en 2020, indica el BCR.
3DécadasLa deuda pública superó su máximo histórico en el registro de tres décadas.
90 %Del PIBLa deuda pública de 2020 representa más del 90 % del PIB salvadoreño.

La deuda externa pública del país llegó a $11,152.88 millones en 2020, un incremento de 11.74 % contra los $9,981.4 millones de 2019, unos $1,171.44 millones adicionales.

UCA: Más del 65 % de la deuda contratada es ilegítima

El Análisis Socioeconómico de 2020 de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) plantea que el 65.4 % de la deuda contratada entre 2000 y 2019 es ilegítima.

La institución señala que tanto la Constitución de la República como resoluciones de la Sala de lo Constitucional establecen que la deuda pública debe ser usada para inversión y no para gasto ordinario. Sin embargo, en la práctica -en las dos últimas décadas- se recurrió a estos compromisos las necesidades de caja del Gobierno.  Destaca que entre 2000-2019 se contrataron $12.361.3 sin “vinculación o relación con inversión pública”, monto que representan 65.4 % del saldo de la deuda pública reportado al cierre de 2019.