La destrucción de los cigarros se hizo en Mides. Cortesía

Nacionales

Destruyen 4.8 millones de cigarros de contrabando

Maryelos Cea

viernes 23, noviembre 2018 • 11:50 pm

Compartir

Las autoridades salvadoreñas destruyeron ayer más de 4.8 millones de cigarillos ilegales, valorados en unos $678,000, que fueron decomisados en los últimos cinco años.

En la destrucción de los cigarros ilegales participó personal de la división fronteriza de la Policía Nacional Civil (PNC), la Dirección General de Aduanas (DGA), la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ministerio de Salud Pública.

Aduanas informó que se destruyeron 25 tarimas con cigarrillos ilegales incautada desde 2013. Esto representó 480 cajas con más de 4.8 millones de cigarros. Otra parte del material incautado permanecerá en las bodegas de Aduanas mientras concluyen los procesos en los tribunales para proceder a su destrucción.

Los cigarrillos destruidos se decomisaron en mercados municipales, vehículos abandonados y en movimiento, así como en puntos fronterizos y puntos ciegos. En junio pasado, la PNC aseguró que cada mes ingresan al menos 15 contenedores con 1,000 cajas de cigarrillos de contrabando, principalmente de la República Popular China, donde se fabrica la mayor parte.

Entre las marcas ilegales destruidas ayer están Modern, Pine Blue, Pine Green, Paradize, DY, Gold Seal, Brass, Golden Deer, Gold City y LG Premium, informó la British American Tobacco, quien destacó que la marca Modern es la más vendida en el mercado salvadoreño, a pesar de ser ilegal.

La compañía señaló que de los $678,000 en cigarrillos destruidos, el 52 % pudo haber ingresado al fisco en concepto de impuestos si se trataran de marcas legales.


Las estadísticas del Ministerio de Hacienda revelan que la recaudación del impuesto selectivos al consumo de cigarrillos se ha reducido en el último año.

Hasta octubre de 2018, el fisco recaudó $19.3 millones en este impuesto, $2.1 millones menos que en el mismo periodo del año pasado. Además, la recaudación no logró cumplir la meta establecida para ese periodo y se quedó $2.9 millones por debajo de lo previsto.