Un extraordinario Leo Messi fue el factor desequilibrante en el Barça-Juventus, al firmar dos goles y colaborar en el otro(3-0), en el estreno europeo del equipo azulgrana que seguramente marca su mejor partido desde que Ernesto Valverde dirige al conjunto barcelonés.

Deportes

¡Destrozó A la Juve!

EFE

miércoles 13, septiembre 2017 • 12:01 am

Compartir

Un extraordinario Leo Messi fue el factor desequilibrante en el Barça-Juventus, al firmar dos goles y colaborar en el otro(3-0), en el estreno europeo del equipo azulgrana que seguramente marca su mejor partido desde que Ernesto Valverde dirige al conjunto barcelonés.

Los barcelonistas sufrieron en el primer tiempo, pero todo cambió tras el gol de Messi al límite del descanso. En la segunda mitad, el Barça ofreció sus mejores momentos comandados por Messi; y con Iniesta, Rakitic y Busquets liderando el juego.

Pese al 3-0, el partido no fue fácil para el equipo catalán, y aunque el Barça estaba avisado que en el juego del gato y del ratón saldría perdiendo, como se demostró en los cuartos de final de la pasada ‘Champions’, los azulgrana parecía que no habían aprendido la lección en el primer tiempo.

De salida, el equipo de Massimiliano Allegri llevó el partido a su terreno desde el primer minuto. Cedió espacios y buscó la velocidad terminal de Douglas Costa y de Dybala a la contra. A los azulgranas les costaba crear, no filtraban pases y la zaga juventina, sin Bonucci (Milán), Alves (PSG) ni Chiellini (lesionado), además no sufría en exceso.

Al final, prácticamente en la última acción del primer tiempo, en una recuperación, Messi combinó con Dembélé, condujo desde el centro del campo, hizo la pared con Suárez y desde la frontal del área grande cruzó el balón ante la mirada de Buffon.

El carácter desequilibrante de Messi fue decisivo. Después de ver una amonestación, por exigir una amarilla al árbitro, el argentino intervino en el 2-0, obra de Rakitic, quien aprovechó un balón suelto dentro del área, al 55’.


Y en el 69’, el argentino firma el tercero, en una jugada colectiva. Minutos antes había estrellado un balón en un poste de la meta de Buffon.