El Mundo

Destituyen a jefe de policía de Tulum tras asesinato de salvadoreña por exceso de fuerza

Iliana Cornejo

lunes 29, marzo 2021 • 4:27 pm

Compartir

El secretario de Seguridad Pública, del estado mexicano Quintana Roo, Lucio Hernández, anunció hoy que han destituido al jefe de la policía municipal del municipio de Tulum, identificado como Ignacio Mendez, luego que cuatro policías de su localidad asesinaran a la salvadoreña, Victoria Salazar.

Estamos anunciando que a partir de hoy el comandante Ignacio Mendez dejará el cargo que venía desempeñando frente a la policía de Tulum". Lucio Hernández, secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo.

Hernández también dijo que ya habían separado a los cuatro policías que participaron en el brutal hecho -tres hombres y una mujer - y los pusieron a disposición de la Fiscalía General.

"No toleraremos ningún acto que vulnere la integridad ni los derechos humanos, de ninguna persona", añadió Hernández, en una conferencia de prensa que fue transmitida a través de Facebook.


Hernández calificó el hecho de "vergonzoso" y que dejaban en evidencia la "pésima actuación de la y los policías que intervinieron".

Quiero expresar nuestra indignación, vergüenza y repudio, a los lamentables hechos del pasado 27, en donde en un acto lamentable, violentando todos los protocolos de actuación, una mujer ante la intervención policial perdiera la vida en este municipio de Tulum". Lucio Hernández, secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo. 

También el alcalde de Tulum, Victor Mas Tah, reiteró la separación del cargo del jefe policial y dijo que la carpeta de investigación del hecho está registrada como FGE/Quintana Roo03292021. El alcalde aseguró que la familia de la víctima contará con todo su apoyo. 

Lea también: Policías matan brutalmente a salvadoreña en México

El hecho

El sábado en la tarde, en un evidente caso de brutalidad policial, cuatro policías de Tulum asfixiaron a la salvadoreña, Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, durante su arresto.

La mujer, originaria de Sonsonate, residía en aquel país y tenía visa humanitaria permanente.

Los policías de la patrulla 9276 abordaron a la mujer en la Avenida La Selva y procedieron a someterla con violencia innecesaria, al parecer porque se encontraba en estado de ebriedad alterando el orden público, según el medio mexicano Noticaribe.

La mujer fue sometida y tirada al suelo por cuatro policías que usaron fuerza excesiva contra ella, lo que lo provocó la muerte, presumiblemente por asfixia.