Muchos salvadoreños expresaron no estar conformes con la ubicación de la nueva terminal. / Diego García

Nacionales

Desorientación y quejas en la nueva terminal de oriente

Redacción DEM

martes 28, agosto 2018 • 12:04 am

Compartir

Cientos de salvadoreños -usuarios de las rutas de la zona oriental- se encontraban desorientados en la nueva terminal de oriente Plaza Amanecer, ayer, misma que fue inaugurada el pasado sábado y que en su primer inicio de semana recibió aproximadamente a 40 mil personas.

Muchos de los que llegaron desde Soyapango y el resto de municipios de San Salvador no sabían dónde encontrar la unidad de transporte que los movilizaría hasta el oriente del país, lo mismo vivían los salvadoreños que llegaban procedentes de San Vicente y la zona oriental, aunque éstos sorteaban otras situaciones y tenían diversas alternativas para trasportarse, como abordar un bus del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), pagar un taxi, salir de las instalaciones y abordar rutas como la 29, y en última instancia, pedir un Uber. Todos fueron escenarios que se vieron ayer en la moderna estación de oriente.

Magdalena Villalta, una migueleña que llegó acompañada de amistades, no sabía cómo llegar a Santa Tecla desde la calle antigua al Matazano, en Soyapango.

“Es la primera vez que utilizamos (la terminal) y no sabemos cómo, nos sentimos un poco perdidas…Estamos viendo si pedimos un Uber, porque creemos que nos sale mejor”, dijo.

El VMT hizo “alcohotest” a motoristas en la nueva terminal de oriente./ Diego García

Lo mismo le ocurrió a Francisco Martínez, de 63 años de edad, quien llegó de San Cayetano Istepeque y se dirigía al Hospital Nacional Rosales. El anciano tiene insuficiencia renal y semanalmente viaja para que le realicen una diálisis.


“Yo estaba bien cuando llegaban (los buses) hasta allá. El taxi lo agarraba mejor en la otra (terminal). Aquí no sé cómo hacer, tengo que buscar un taxi y no sé cuánto me va a cobrar, antes pagaba $5”, expresó.

El pago de doble pasaje también generaba molestia entre los usuarios, incluso ayer que las unidades del Sitramss brindaron servicio de forma gratuita.

“El problema es que hay que tomar otro bus y pagar más. Voy para la Escalón, tengo que agarrar el Sitramss y siempre tengo que agarrar la 52, así me va a tocar siempre”, señaló Rómulo García, originario de San Sebastián, municipio de San Vicente.

Por su parte, el director general de Transporte Terrestre, Gaspar Portillo, dijo a Diario El Mundo que no recibieron quejas formales de parte de los usuarios. Afirmó que son aproximadamente 40 facilitadores que están orientando a las personas e indicó que el Viceministerio de Transporte (VMT) cuenta con gestores de tránsito en otros puntos.

El Sitramss brindó un servicio gratuito, ayer. / Diego García