Un joven cubano se manifiesta en La Habana, Cuba, en contra del régimen. Según Yoani Sánchez, las nuevas protestas en Cuba son lideradas por jóvenes. /AFP.

El Mundo

"Desesperanza y un sueño de libertad": así explica las protestas en Cuba una periodista que enfrenta al régimen Yoani Sánchez cree que el régimen castrista de Miguel Díaz-Canel fue asaltado por sorpresa por el estallido social en Cuba. El presidente culpa a Estados Unidos por el bloqueo económico, y la activista exige que asuma su responsabilidad tras la represión y llamados a una verdadera "guerra civil".

Gabriela Villarroel

lunes 12, julio 2021 • 6:25 pm

Compartir

Yoani Sánchez, una reconocida periodista y activista cubana, cree que las inéditas protestas en Cuba no son sorpresivas. "Señoras y señores, esto se veía venir, esto estaba incubándose (...) la desesperanza ha llegado ya a un punto muy elevado", afirma Sánchez, a través de una improvisada nota de voz.

Cuba vivió este 11 de julio una jornada histórica de protestas, las más nutridas en décadas, que reclaman la renuncia del gobierno y del castrista presidente Miguel Díaz-Canel. Todo inició en San Antonio de los Baños, un pequeño poblado al suroeste de La Habana, donde internautas comenzaron a difundir videos de sus consignas: "¡Abajo la dictadura!", "¡Patria y vida!" y "no tenemos miedo". 

Las voces se extendieron así hacia Palma Soriano, Santiago de Cuba, y el poblado de Camagüey, llegando hasta el capitolio de La Habana, "ese emblemático edificio de la capital que fue sacudido por los gritos de libertad de los manifestantes", aseguró Sánchez.

Desde una breve nota de voz, Yoani Sánchez graba su testimonio y lo difunde masivamente por mensajería instantánea. El corte de internet en la isla le impide contestar a entrevistas y menos recibir llamadas. Su mensaje llega hasta la sala de redacción de Diario El Mundo, para reproducir su análisis sobre la situación en Cuba.

Yoani Sánchez es una galardonada periodista y activista cubana. Su blog, Generación Y, es el más leído en la isla. /Foto: AFP.

ENTÉRESE: "Sin miedo" cubanos exigen "libertad" en multitudinaria e inédita protesta cerca de La Habana


1. ¿Por qué se manifiestan los cubanos?

Yoani Sánchez explica así el inicio de las manifestaciones, las primeras en décadas: "la frustración en este país lleva incubándose mucho tiempo". La falta de comida e insumos básicos, de medios de vida, y la falta de esperanza fueron los detonantes para el descontento popular volcado en las calles.

No solamente es la pandemia, las dificultades también para alimentarse y para adquirir el mínimo producto básico, que se han ido haciendo cada vez más complejas, difíciles, llevan más tiempo, más energía (...) Pero es que no solo eso señores, es que la desesperanza ha llegado ya a un punto muy elevado". Yoani Sánchez, periodista cubana.

Yoani apunta a que las protestas son nutridas por los jóvenes de la isla, que en febrero de este año tomaron como himno la canción "Patria y vida" ─ampliamente rechazada por el régimen─, en respuesta al lema castrista "Patria o muerte".

Para toda esa gente joven, ¿qué queda en este país? ¿emigrar? ¿lanzarse en una balsa al estrecho de Florida?, ¿cruzarse la senda del Darien y escapar porque aquí no dan frutos?". Yoani Sánchez, periodista cubana.

Sánchez agrega que, aunque los jóvenes tienen sus raíces, su lengua, su cultura y sus padres en Cuba, "no pueden dar frutos porque no hay expectativas de llevar a cabo sueños, de prosperar, de sentirse que uno con un trabajo decente puede tener una vida decente". 

Para la activista, la protesta de los jóvenes es señal de que "esa generación adoctrinada, con el cerebro lavado en las escuelas, ayer demostró que no les han podido recortar las ansias de libertad". 

Según la periodista, el sentimiento de frustración y desesperanza que embarga a los habitantes de la isla es el detonanta del incendio social. /Foto: AFP.

2. El régimen "atónito"

El gobierno, según narra la periodista, no estaba preparado. Las manifestaciones "lo tomaron por sorpresa, estaban bastante confundidos en un principio, porque no hubo prácticamente ningún tipo de respuesta ni ataque en las calles".

La protesta pacífica, a manos alzadas ─para demostrar que no habían armas ni intención de dañar─, dejaron "anonadados" a los oficialistas, continuó.

No sabían qué hacer. Eso en parte porque estaban tan desconectados de la realidad cubana, que no vieron venir todo lo que se estaba fraguando: la frustración, la inconformidad, ese ruido de piedras como un río que se está desbordando y viene, ese sonido de la frustración cívica". Yoani Sánchez, periodista cubana. 

La periodista lo explica así: "como ellos viven desconectados del mundo, en sus mansiones, en sus oficinas climatizadas, en sus vehículos con chofer, no se habían dado cuenta de lo que estaba latiendo en el alma cubana".

Pero luego respondieron como lo saben hacer: reprimir. Hay amenazas, intimidación y cientos de heridos, afirma Sánchez. Operativos policiales de casa en casa en Camagüey, detenidos de los que se desconoce el paradero.

Un periodista de Associated Press es capturado por autoridades cubanas mientras intenta cubrir la protesta del 11 de julio. /AFP.

3. Un peligroso llamado.

El titular del régimen, Díaz-Canel, hizo "lo peor que puede hacer un presidente": "dijo que la orden de combate estaba dada, y llamó a los comunistas a defender las calles". 

Señoras y señores, eso es una responsabilidad muy grande la que ha contraído este señor al que nadie votó en las urnas, porque está llamando nada más y nada menos que a la guerra civil". Yoani Sánchez, periodista cubana. 

Para la periodista, las declaraciones del presidente deberían acarrear, como mínimo, una responsabilidad legal. "Miguel Díaz-Canel Bermúdez es responsable de un llamado a la guerra civil que puede terminar en verdaderas escenas dantescas en esta isla, donde además de la frustración, también hay muchísima polarización social", agregó.

Soltaron a sus huestes para la calle, no solamente a policías si no, como es costumbre común del castrismo, a personas vestidas de civil para que parezca que es el pueblo el que está enfrentando a los manifestantes. El mismo guión de siempre". Yoani Sánchez, periodista cubana. 

EN CONTEXTO: Presidente cubano llama a partidarios a reprimir protestas contra el régimen

Miles de cubanos marcharon hasta el capitolio de Cuba, en La Habana, para protestar contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel. /Foto: AFP.

4. Y un punto de "no retorno".

Sánchez narra que los cubanos "amanecimos con un país militarizado". Cientos de arrestados, algunos desaparecidos, otros que a penas lograron comunicarse con sus familias y otros tantos con miedo a ser detenidos en las próximas horas. Periodistas y opositores están siendo vigilados, y las zonas de wifi, donde se conectan la mayoría de cubanos, están sin servicio.

El régimen, sin embargo, atribuye la responsabilidad de las protestas a una intervención extranjera: Miguel Díaz-Canel aseguró hoy que Estados Unidos está tras las manifestaciones históricas ocurridas en la isla por su "política de asfixia económica para provocar estallidos sociales".

Al respecto, Yoani Sánchez cree que el gobierno "nunca asumen una responsabilidad cuando esto ocurre, y siempre tiene que ser fabricado desde afuera, siempre tiene que ser que la gente recibió instrucciones, como si no pudiera un pueblo despertar por sí mismo y reconocer su falta de libertades".

A pesar de todo, Yoani destaca que el 11J fue "una jornada histórica e inédita que ha dejado claro que este pueblo ya no aguanta más".

Con estas protestas se llegó a un punto de no retorno, en que le hemos mostrado a la plaza de la revolución, al régimen y al oficialismo de esta isla que no somos mansos, que todavía late nuestra ansia de libertad. Ni la censura, ni el miedo, ni los golpes, nos han podido quitar esa pequeña llamita libertaria". Yoani Sánchez, periodista cubana.

Autoridades policiales comenzaron a reprimir a los manifestantes la tarde del 11 de julio. /Foto: AFP.