Largas filas de personas daban vuelta al centro comercial Plaza Mundo, ayer. / Óscar Machón

Nacionales

Desesperación y caos por $300 en emergencia del Coronavirus El mismo gobierno ha prohibido las aglomeraciones de personas como medida preventiva.

Saraí Alas

martes 31, marzo 2020 • 12:07 am

Compartir

Multitudes de personas amanecieron fuera de los Centros de Atención por Demanda (CENADE), la madrugada de ayer,  a la espera de saber si eran beneficiados con $300 que entregará el Gobierno como subsidio, para que las familias enfrenten la crisis económica por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, la desesperación y el caos fue lo que vivió la población que se formó en largas filas para que les entregaran el subsidio, debido a que los CENADES- encargados de verificar si una persona es elegible para recibir dicho bono- fueron cerrados aproximadamente 9:00 am, por orden del presidente de la República, Nayib Bukele.

“Estuvimos haciendo tanta cola por gusto, no seas así Bukele ¡tenemos hambre! desde las tres de la mañana tengo aquí sin comer. ¿Por qué a la gente que tiene pisto les ha salido (el subsidio) y a la gente pobre nada. Donde yo alquilo le ha salido a la señora el dinero ¿y nosotros qué?. No somos nada”,  cuestionó Marta Concepción de Menéndez de 65 años de edad.

Unos minutos después, la sexagenaria sufrió una crisis hipertensiva por lo que Comandos de Salvamento le brindó atención médica y la trasladó a una unidad de salud.

Tras el cierre de los CENADES, las protestas continuaron, encabezadas por un grupo de supuestos vendedores que bloquearon las intersección entre la calle Alameda Roosvelt y la 25 avenida sur, cerca del hospital Rosales, exigiendo que les dejaran trabajar.

“Desde las tres de la mañana hemos estado ahí, sino hay nada pues que nos dejen salir a trabajar porque no es justo que nuestros niños estén aguantando. Por estar encerrados no vamos a comer ni vamos a ganar”, expresó Katherine García, vendedora ambulante.


La personas que bloquearon la arteria, aseguraron que nadie les dio una explicación del porqué cerraron las instalaciones del CENADE y señalaron que ya no tienen dinero para dar de comer a sus hijos.

Asimismo, oficiales de la Policía Nacional Civil (PNC), personal de la Sección Táctica Operativa (STO) y agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), llegaron al lugar y pidieron a los vendedores desalojar la intersección bloqueada, pero lo único que recibieron fue insultos de los ciudadanos.

Por otra parte, Daysi Umaña, que no es vendedora, reprochó que la entrega de subsidio solo fuera para personas que no tienen necesidades económicas.

El cierre de la intersección entre la Alameda Roosevelt y la 25 avenida sur, se mantuvo hasta las 10:30 de la mañana. Al menos unos 25 vendedores decidieron trasladarse al centro de San Salvador para intentar saquear un supermercado, pero este fue impedido por miembros de la UMO y agentes STO.

Bukele reconoció a través de twitter que el Gobierno “cometió errores” en la entrega del subsidio, pero aseguró que no son los culpables para que la entrega del dinero sea ordenada y que no se haya actualizado un censo de la población.