protesta-simeduco Miembros de Simeduco han protestado por descuentos ordenados por las autoridades. / DEM

Nacionales

Descuentos a maestros por suspender clases

Lilian Díaz

jueves 10, noviembre 2016 • 12:00 am

Compartir

Miembros de Simeduco manifestaron que el personal de Educación ha recibido notificaciones de descuentos “arbitrarias” a maestros por participar en suspensiones de clases y la prohibición a participar en huelgas, como medidas de sanción.

Los sindicalistas aseguran que han recibido  malos tratos y amenazas de parte de las autoridades del Mined. Ante esto, Francisco Zelada, secretario general de Simeduco, declaró: “Denunciamos al ministro de Educación por la ejecución de una política de malos tratos contra el magisterio y de descuentos arbitrarios de salarios, además de amenazas al magisterio”.

Zelada insistió en que los directores departamentales han enviado notas en las que indican los descuentos y la prohibición a participar en huelgas. “Hacemos un llamado franco al ministro para que evite estar dando órdenes, para que los directores departamentales de educación nos envíen este tipo de amenazas,  en donde  nos dicen que los empleados públicos no tenemos derecho a protestar, que no tenemos derecho a huelga”, manifestó Zelada.

Simeduco aseguró que hay casos concretos, en los cuales los directores aplicaron descuentos a personal que no estaba involucrado en protestas. “Hay directores departamentales que han ejecutado los descuentos  a compañeros maestros que ni siquiera apoyaron la suspensión  de clases  de los días 29 y 30  de agosto”, enfatizó el secretario.

Con esto, los representantes del sindicato concluyeron que ellos han cumplido con sus obligaciones, lejos del incumplimiento del titular de Educación, quien no hizo efectivo un aumento a los salarios. “Usted señor ministro nos ofreció un aumento salarial del 50 % distribuido en cuatro años a partir del 2015 y no lo ha cumplido”.

Los representantes sindicales aseguraron que llamaron a dos días de suspensión de clases sin dejar de trabajar, pues asistieron a sus centros educativos y que lo anterior podía comprobarse con  los registros de asistencia en las escuelas, manifestaron.