El agua se anegó en las viviendas de los cantones La Canoa y Santa Fidelia, en San Miguel. /Rosa Fuentes.

Nacionales

Desbordes del río Grande causan estragos en 29 familias en San Miguel

Rosa Fuentes

sábado 26, septiembre 2020 • 7:00 am

Compartir

Las intensas lluvias del viernes en la mañana provocaron que el río Grande de San Miguel saliera de su caudal e inundara la vivienda de 29 familias en los cantones Santa Fidelia, La Canoa y El Brazo, jurisdicción de San Miguel.

No tenemos ni agua para tomar, la creciente sobrepasó hasta los pozos, inundados no podemos ni cocinar, tenemos una situación bien difícil porque las llenas cuesta que se pasen". Victor Manuel Rivera, presidente de la ADESCO del cantón La Canoa.

Eran las tres de la madrugada cuando el río Grande se desbordó y la corriente se metió en todas las viviendas inundando incluso hasta los pozos afectando a varias familias del cantón La Canoa, en San Miguel.

No hay bordas y no se puede reparar porque así la maquinaria no puede trabajar, los empleados del Ministerio de Obras Públicas vinieron pero no pueden trabajar tiene que esperar la sequía". Victor Manuel Rivera, presidente de la ADESCO del cantón La Canoa.

Son alrededor de 29 familias las afectadas y necesitan ser evacuadas porque hay una buena cantidad de niños y adultos mayores, las cosechas están anegadas, incluso los animales domésticos se han perdido al ser arrastrados por la corriente.

Tengo 97 años de vida, y siempre nos afectan las lluvias pero aquí me quedo, porque no puedo andar de allá para acá, primero Dios que nos traigan ayuda". Carmen Barraza, una señora afectada por la inundación.


Las fuertes lluvias hicieron que el río Grande saliera de su caudal, la madrugada de ayer. /Rosa Fuentes.

Lagartos al acecho

Además de las inundaciones, las familias afectadas tienen otra preocupación, porque la crecida del río también llevó consigo lagartos de gran tamaño, que han sido vistos en los patios de las viviendas anegadas.

Necesitamos que nos ayuden a localizar esos animales salvajes porque acechan en los patios de las viviendas y tenemos temor que atrapen una criatura". Victor Manuel Rivera, presidente de la ADESCO del cantón La Canoa.