El mural de Monseñor Romero en el Aeropuerto Internacional. A la derecha puede notarse la placa del autor de la obra, Rafael Varela. A la izquierda, ya no está la placa con el nombre de Funes.

Política

Desaparece placa de expresidente Funes de mural de monseñor Romero en el Aeropuerto

Redacción DEM

miércoles 7, agosto 2019 • 7:19 am

Compartir

 

Una placa de bronce con el nombre del expresidente Mauricio Funes ha sido retirada del mural en homenaje a San Óscar Arnulfo Romero en el aeropuerto Internacional que lleva el nombre del arzobispo asesinado en 1980, pudieron constatar viajeros en los últimos días.

El mural del pintor salvadoreño Rafael Varela, pintado en las salas 8 y 9, del Aeropuerto Internacional, fue inaugurado el 24 de marzo de 2010 por Funes, su entonces esposa Vanda Pignato y otros altos funcionarios de aquel gobierno. Durante la inauguración, Funes aprovechó para pedir perdón en nombre del Estado salvadoreño por el asesinato de Romero.

El expresidente Funes utilizó la figura de monseñor Romero para nombrar diversos lugares y solía decir que el santo era su inspiración. Funes es prófugo de la justicia por diversos actos de corrupción y tiene cinco órdenes de captura en su contra, un pedido de extradición a Nicaragua donde se asiló y recientemente obtuvo la nacionalidad en el vecino país.

Aquí se nota la placa de bronce retirada. Hoy la pintura cubrió las huellas de la misma.

 


Funes entonces colocó una placa de bronce de gran tamaño con su nombre, pero desde mediados de julio algunos viajeros notaron que había desaparecido. Durante las fiestas agostinas, se pudo constatar que efectivamente la placa ha desaparecido.

Una imagen de 2010, durante la inauguración del mural, con la placa a la izquierda.

 

Diario El Mundo preguntó el lunes a fuentes gubernamentales al respecto pero solamente nos dijeron que consultarían al respecto y no se obtuvo más respuesta.

En redes sociales también circuló información de que las autoridades de CEPA también retiraron el nombre del expresidente de la institución, Nelson Vanegas, del Museo del Ferrocarril de Sonsonate, que  el mismo funcionario había bautizado con su nombre.