La UES, respaldada por el FMLN, organizó una protesta por la privatización. La derecha insistió en que no privatizará el agua. / Diego García

Política

Derecha descarta privatizar el agua, el FMLN no le cree

G. Joachin / Y. Magaña

viernes 15, junio 2018 • 12:06 am

Compartir

Partidos de derecha y FMLN mostraron ayer diferencias profundas en torno a qué instituciones deben participar en la administración de agua potable en El Salvador.

La polémica surge porque el artículo 14 del proyecto de ley, aún no aprobado, plantea una directiva compuesta por cinco directores: uno del gobierno, dos de las alcaldías y dos electos por los miembros de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

ARENA montó ayer una conferencia de prensa para descartar que haya aprobado algún artículo privatizador y descartó que privatizará porque respeta la Constitución. “No hay ni habrá privatización en el país, queremos decirles no estamos dispuestos a violar la Constitución de la República, el agua es un bien público, es un derecho humano, sentencias de la Sala de lo Constitucional han establecido que es imposible privatizar el agua”, afirmó la diputada Martha Evelyn Batres.

Batres aseguró que con el proyecto buscan transparentar y provocar un uso eficiente de los recursos. “No se dejen engañar, no se dejen utilizar. Ningún proyecto de ley habla de privatización y ninguno de los que estamos acá estamos dispuestos a privatizar el agua”, dijo. Batres cree que hay un uso político del agua.

La diputada Dilma Argueta, del FMLN, pidió a los diputados de derecha desistir de discutir un proyecto de ley “privatizador”. Se refiere a una iniciativa presentada por ARENA, GANA, PCN y PDC estudiada en la Comisión de Medio Ambiente.

Anoche, en el programa Debate con Nacho, Argueta explicó que objetan el artículo 14 del proyecto, el cual “está proponiendo que la junta directiva esté conformada por cinco personas, una nombrada por el presidente de la  República, dos representantes de Comures y dos representantes de la empresa privada”.


El FMLN teme que las decisiones en esta junta directiva, que tendrá facultades de aprobar exploraciones o permisos, sean tomadas por la empresa privada, aun cuando solo tengan dos miembros.

“¿Quiénes tendrán la potestad de gerenciar el agua en este país? Nosotros estamos planteando darle seguimiento a la propuesta que ya tenía la UCA ¿Quién va a decidir un permiso?, lo va a decidir la empresa privada”, insistió. El FMLN tampoco cree en la promesa de la derecha de no privatizar y puso de ejemplo la Ley de Integración Monetaria y la dolarización.