Fiscal general de EE.UU., Merrick Garland.

El Mundo

Departamento de Justicia de EEUU demanda a Texas por ley que prohíbe el aborto El Fiscal General de EEUU declaró que la demanda presentada contra la restrictiva ley del aborto de Texas es por ser inconstitucional.

AFP /Europa Press

jueves 9, septiembre 2021 • 3:49 pm

Compartir

 

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó este jueves una demanda de inconstitucional contra el estado de Texas por su nueva ley que prohíbe los abortos después de seis semanas de gestación.

"La ley es claramente inconstitucional", dijo el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, en conferencia de prensa.

El Departamento de Justicia tiene la obligación de defender la Constitución de Estados Unidos y el estado de derecho. Hoy cumplimos con ese deber al presentar la demanda". añadió Garland.

La demanda se produce después de que el presidente Joe Biden fustigara la negativa de la Corte Suprema de bloquear la ley de aborto de Texas y prometiera lanzar un "esfuerzo de todo el gobierno" para revocarla.

Estados Unidos tiene la autoridad y la responsabilidad de garantizar que ningún estado pueda privar a las personas de sus derechos constitucionales bajo un esquema legislativo diseñado específicamente para evitar la reivindicación de esos derechos". expresó Garland.


La semana pasada que las autoridades federales prometieron proteger a aquellas "clínicas de salud reproductiva" que puedan ser objetivo de ataques y a todas las mujeres que busquen interrumpir su embarazo de manera voluntaria en Texas.

Garland explicó que el Departamento de Justicia se encuentra estudiando de manera "urgente" todas las opciones posibles para impugnar la nueva ley contra el aborto del estado de Texas "con el fin de proteger los derechos constitucionales de las mujeres, incluido el acceso al aborto".

La nueva ley del aborto texana es una de las más estrictas de Estados Unidos y prohíbe el aborto cuando se detecte latido fetal, es decir, a partir de las seis semanas de gestación. No prevé supuesto alguno por violación o incesto, aunque sí existe una excepción por "emergencias médicas".

También permite a los ciudadanos presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una mujer embarazada a abortar y prevé recompensas de hasta 10.000 dólares por ello.