Xenia Hernández, directora ejecutiva de DTJ, aseguró que la libertad de expresión está bajo ataque en El Salvador. Fotografía: archivo.

Política

Denuncian uso del Estado para atacar a disidentes y críticos

Yolanda Magaña/Francisco Valle

jueves 8, julio 2021 • 5:30 am

Compartir

La libertad de expresión está bajo ataque en El Salvador, porque ante cada voz crítica que denuncia anomalías, corrupción, desapariciones o feminicidios, el Gobierno busca callar a quienes se expresan, dijo ayer Xenia Hernández, directora ejecutiva de la fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ).

La fundación DTJ y Acción Ciudadana respaldaron al abogado Enrique Anaya, a quien la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le notificó el inicio de un procedimiento sancionatorio. Anaya atribuyó su proceso a sus críticas.

El Instituto Interamericano de Derecho Constitucional (IIDC) señaló en Twitter que el proceso pretende perseguir a críticos de los ataques a la Constitución.

El hecho coincide con la expulsión del periodista y editor mexicano que laboraba en El Faro, Daniel Lizárraga, a quien agentes de Migración y Extranjería le notificaron la revocación del permiso para estar en El Salvador, con el argumento de que no pudo demostrar que es periodista, denunció el director de El Faro, Carlos Dada.

Así mismo, coincide con la agresión de un jefe policial al periodista Jorge Beltrán Luna a unos 300 metros del lugar en donde Comandos de Salvamento recuperaba el cadáver de un estudiante.

Uso de instituciones

Eduardo Escobar, de Acción Ciudadana, organización crítica del Gobierno, aseguró que es “necesario hacer la denuncia pública de la instrumentalización de las instituciones del Estado para perseguir a voces disidentes”.


Escobar advirtió que el ataque contra el abogado es un ataque contra todos los ciudadanos, señalando que las instituciones estatales pueden utilizarse contra cualquier persona crítica.

No es que se están metiendo solo con Enrique, se están metiendo con toda la ciudadanía y esto hay que decirlo. Pareciera que no me importa que sea Enrique el que está siendo atacado pero el día de mañana sí va a ser contra mí. Es un ataque contra todos”. Eduardo Escobar, Acción Ciudadana.

El abogado José Marinero, presidente de la Fundación DTJ, aseguró que en El Salvador “el Ejecutivo no se medirá para acallar las voces críticas”.

Esto que le ha pasado a Enrique, organizaciones, abogados, periodistas, al editor de El Faro. El régimen, el Ejecutivo, no se va a medir para acallar las voces que le sean críticas. Si todos somos potencialmente blanco de la estigmatización del Ejecutivo la consecuencia es un llamado a la acción”. José Marinero, presidente de DTJ.

Hernández señaló que en el pasado ha habido intentos por callar maestros que denuncian malas condiciones de escuelas, médicos que denuncian irregularidades en la pandemia. “Esto únicamente demuestra que El Salvador va a pasos agigantados para destruir y desmantelar la democracia que tanto ha costado y que era muy frágil”, dijo.

  El proceso.

El abogado detalló que el proceso sancionatorio en su contra se debía a su petición de recusación contra dos magistrados que hoy están destituidos. Por su parte, la CSJ no informó detalles sobre el proceso sancionatorio contra el abogado.