Economía

Déficit fiscal creció 92.3 % al llegar a $1,187.43 millones a junio Los datos actualizados este fin de semana por el BCR indican que el déficit fiscal aumentó $1,097.06 millones frente a los $90.37 millones reportados en el mismo período de 2019.

Uveli Alemán

lunes 3, agosto 2020 • 6:24 pm

Compartir

El déficit fiscal de El Salvador llegó a $1,187.43 millones en el primer semestre de 2020, una cifra que aumentó 92.3 % frente al mismo período de 2019, indican los datos actualizados este fin de semana por el Banco Central de Reserva (BCR).

Las estadísticas del BCR, con información del Ministerio de Hacienda, revelan que el déficit fiscal aumentó $1,097.06 millones en el primer semestre de 2020. Si se compara a los $90.37 millones registrados en el mismo período, significa que la brecha se disparó 92.3 % debido a un mayor gasto público por la pandemia del covid-19.

El déficit fiscal se observa cuando los gastos son superiores a los ingresos del Sector Público no Financiero (SPNF), que abarca el Gobierno central y las empresas públicas no financieras. Esa diferencia se acentuaría este año debido a que el Ejecutivo se encuentra emitiendo más deuda pública para enfrentar la pandemia mientras que sus entradas, principalmente por la carga tributaria, se desploman ante la paralización de la actividad productiva.

LE PUEDE INTERESAR: El Salvador, con los peores escenarios fiscales de C.A. por la pandemia

De esa forma, los datos del BCR indican que los ingresos y donaciones reportadas en el SPNF llegaron a $2,905.35 millones a junio pasado, con una reducción de -$344.13 millones (un -10.59 % menos) frente a los $3,249.48 millones reportados en el mismo período de 2019.


Mientras que el gasto y concesión neta de préstamos llegó a $3,953.91 millones. Esta suma es $777.44 millones adicionales si se compara con los $3,176.47 millones del primer semestre de 2019, un aumento del 20 %.

Dentro del gasto público se encuentran los compromisos que el Ejecutivo debe cumplir como el pago de intereses por la deuda, que al 30 de junio llegó a $563.94 millones, $64.84 millones adicionales a los $499.10 millones pagados durante el mismo período del año pasado; la inversión bruta cerró en $334.12 millones, menos en $46.69 millones si se compara con los $380.81 millones del primer semestre de 2019.

Mientras tanto, los compromisos derivados del sistema de pensiones llegaron a $138.87 millones a junio pasado. La cifra es $25 millones menos que los $163.37 millones que el Ejecutivo pagó en el primer semestre de 2019, un 15 % menos.

Las estimaciones iniciales del Ministerio de Hacienda eran que el déficit fiscal se disparare entre el 5 % y 7 % como representación Producto Interno Bruto (PIB), en cambio tanques de pensamientos como el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) prevé que la brecha entre ingresos y gastos llegue a 11.9 % y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) vaticina que supere el 12 %.

CONOZCA: El Salvador tendrá riesgo de impago en los próximos años