Magistrado Eduardo Jaime Escalante Díaz, está en arresto domiciliar. / DEM

Nacionales

Defensores de magistrado alegan no hubo ninguna agresión sexual

Juan Carlos Vásquez

miércoles 30, octubre 2019 • 12:03 am

Compartir

En la audiencia preliminar realizada ayer en la Cámara Primera de lo Penal, la defensa del magistrado Eduardo Jaime Escalante Díaz, dijo que no ha existido ninguna agresión sexual y que todo se trata de un plan para sacarle dinero.

Escalante Díaz, quien está suspendido como segundo magistrado propietario de la Cámara Tercero de lo Civil de la Primera Sección del Centro, es acusado por la Fiscalía por el delito agresión sexual en una menor e incapaz que supuestamente habría cometido en perjuicio de una menor de diez años, el 18 de febrero de 2019, en la residencial Altavista, Tonacatepeque.

Los abogados del procesado han solicitado que si el caso es enviado a juicio se les admita como prueba el testimonio de un vendedor de libros del centro de San Salvador; con su declaración pretenden probar que le recomendó a Escalante Díaz, que fuera a dicha residencial  a buscar la literatura que andaba buscando.

El acusado ha manifestado que cuando andaba en Altavista buscando los libros, con su carro atropelló  a la menor  y que unos pandilleros lo iban siguiendo pero que logró escapar; aunque ante ese argumento del accidente de tránsito, la Fiscalía dijo en audiencia, que en la zona ninguna unidad policial reportó un accidente.

Los abogados cuestionan varios puntos, por ejemplo: la madre de la supuesta víctima hizo tres llamadas al 911 y en cada una dio una versión diferente del hecho, también la menor se contradice y ha proporcionado dos versiones respecto a los supuestos tocamientos que habría recibido.

Escalante Díaz habría llamado a su compañera magistrada de la Cámara Tercera de lo Civil para informarle que cuando andaba buscando unos libros en la Altavista tuvo un problema al golpear a una niña y que pandilleros le habían dado persecución, pero el testimonio de la magistrada ha sido ofrecido como prueba por parte de la Fiscalía.


El Ministerio Público ha solicitado que se le acepten los testimonios de la madre de la menor, de los peritos que han hecho pruebas a la víctima, del agente captor y un niño que jugaba con la niña.

Magistrado en arresto

 

 

Por orden de la Sala de Lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado Eduardo Jaime Escalante Díaz, está cumpliendo arresto domiciliar, ya que la Fiscalía apeló las medidas que la Cámara Primera de lo Penal le había impuesto en la audiencia inicial. En la audiencia preliminar, los defensores pidieron que se decrete sobreseimiento definitivo.