Nacionales

Defensa de Sigfrido Reyes desacredita dictamen que lo acusa de lavado de dinero Los abogados alegan en 2,000 documentos que no hay delito en los viáticos, que cobró el exdiputado ni en la compra de los terrenos al IPSFA.

Jaime López

martes 6, julio 2021 • 4:45 am

Compartir

La defensa del expresidente de la Asamblea Legislativa, Othón Sigfrido Reyes Morales y 13 imputados más, respondió este lunes 5 de julio, ante el Juzgado Sexto de Instrucción, el dictamen en el que Fiscalía los acusa de peculado y lavado $5.4 millones.

El abogado Pedro Cruz, uno de los tres abogados nombrados para defender a Reyes Morales, su esposa y su hermano, sostiene que ha documentado la inocencia de sus clientes.

A través de esta contestación, nosotros estamos presentando todos los alegatos y pruebas de descargo que a nuestro juicio es en desestimación de la acusación presentada por la Fiscalía”. Pedro Cruz, defensor.

Agregó que para desvirtuar la teoría acusatoria de la Fiscalía, han ofrecido un legajo de 2,000 documentos, “además estamos ofreciendo pruebas con testigos y la prueba pericial con la que se concluye que no existe elementos para sostener la acusación en contra de nuestros defendidos”.

Con esos documentos, la defensa dice han establecido que todos los viáticos pagados a Sigfrido Reyes se hicieron de conformidad con la ley, no hubo exceso ni pago indebido en el momento y en la forma correcta.


Una investigación que incluye seis pericias financieras contables concluyó, según Fiscalía, que Reyes y compañía extrajeron $5.4 millones.

De esa cantidad, $472,000 fueron atribuidos al exdiputado Reyes Morales y $660.000 a su esposa, Susy Melba Guadalupe Rodríguez Hernández.

El dinero lavado tenía su origen en los delitos de peculado y estafa agravada, cometidos entre los años 2006 y 2019, cuando Reyes Morales fungió como presidente de la Asamblea Legislativa, dijo la Fiscalía.

IPSFA

Otro punto de la acusación es la compra de terrenos al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), según fiscalía a menor costo, sin embargo, el abogado Cruz afirmó que los terrenos se vendieron en los precios establecidos y permitidos, no hubo perjuicio económico para el Instituto, al contrario obtuvo ganancia con la venta y por lo tanto se descarta cualquier tipo de estafa o engaño.

Que todo el procedimiento que se dio para la compra de lotes del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada de Nuevo Cuscatlán, por medio la sociedad Terrein estuvo conforme a derecho y no hubo ningún indicio de anomalía en esa transacción”. Pedro Cruz, defensor.

La defensa sostiene que en consecuencia, si en los dos hechos anteriores no hubo delito, tampoco existió lavado de dinero porque no hubo delito precedente.

“De esa forma los tres delitos por los que ha sido acusado el señor Sigfrido Reyes, principalmente y un delito por el que ha sido acusado su esposa y su hermano, quedan desarticulado con la evidencia que estamos presentando “, expresó Cruz.

Pero Fiscalía, insiste en la acusación en perjuicio económico de $390,000 al IPSFA, al supuestamente convencer “con engaño y ardid” a la junta directiva del IPSFA a vender algunos terrenos ubicados en Nuevo Cuscatlán a un precio inferior del real por la suma de $440,000, “cuando el precio real debió ser aproximadamente $800,000”.

La acusación fiscal

De acuerdo con la investigación, Reyes Morales y su supuesta estructura, se ingeniaron un plan criminal con la creación de las sociedades Terrein S.A. de C.V., Eko Lime S.A. de C.V. y Lubbex S.A. de C.V. Constituidas entre 2011 y 2015 con el único fin de dar apariencia de legalidad a los fondos que obtuvo.

Luego, según Fiscalía, Reyes Morales sustrajo de la Asamblea Legislativa los viáticos para colocarlos en inversiones (compra de bienes e inmuebles), productos financieros (seis cuentas de ahorro y una corriente) y pagar tarjetas de crédito.

Por eso, el exdiputado Othón Sigfrido Reyes Morales es procesado por los delitos de peculado, lavado de dinero y activos y estafa agravada; mientras los 13 restantes por e incumplimiento de deberes, falsedad documental y casos especiales de lavado de dinero.

Todos los acusados se encuentran en libertad condicional, cumpliendo medidas alternas a la prisión, excepto el hermano del exdiputado Reyes Morales, Earle Reyes.

Como prueba para sustentar el caso en juicio, Fiscalía afirmó tener 4,713 elementos de prueba, seis pericias y 115 testigos.