Exalcalde de Comasagua, Ricardo Reyes y su esposa Coralia de Reyes, presentes en audiencia inicial por delitos sexuales a menor incapaz. / DEM

Nacionales

Decretan detención a exalcalde de Comasagua y su esposa La Fiscalía pide detención para el exalcalde Ricardo Reyes y su esposa Coralia de Reyes.

Katya Cristales

domingo 27, junio 2021 • 2:25 pm

Compartir

El Juzgado de Paz de Comasagua y la Fiscalía General de la República (FGR) decretó esta tarde instrucción formal con detención provisional al exalcalde por el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Ricardo Reyes, y su esposa Coralia de Reyes, por los delitos de violación sexual en menor incapaz y privación de libertad.

A él se le atribuyen dos delitos de connotación sexual y el delito de privación de libertad; a Coralia de Reyes, su esposa, se le atribuyen el delito de connotación sexual, aclarando que, no porque ella los haya cometido, sino por la comisión por omisión”. Representante de la FGR.

La audiencia inicial se instaló esta mañana en el centro judicial de Santa Tecla.

La fiscal del Unidad Especializada para la Mujer, Niñez y Adolescencia de la oficina de Santa Tecla declaró que cuentan con material necesario que implican a los esposos en los delitos de los cuales se les acusa y que el caso pase a la siguiente etapa.

El Juzgado resolvió esta tarde que ambos serán procesados judicialmente mientras siguen detenidos.

Según la Fiscalía, el delito se venía cometiendo desde que la víctima era menor de edad, actualmente tiene 21 años.


Coralia de Reyes, esposa del supuesto agresor, según la acusación fiscal, tenía conocimiento de los hechos y nunca denunció ni hizo nada por evitarlas.

Esperamos que al final de esta audiencia se decrete la detención provisional, debido a que los imputados conocen a la víctima y al menor de edad y, si quedan en libertad, podrían entorpecer la investigación”. Representante de la FGR, antes de la audiencia inicial.

Según declaración de la Fiscalía, ambos imputados se enfrentan a penas que podrían superar los 15 años de prisión.