Buenos Días

De Marduk a la tentación de la censura oficial

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 4, octubre 2018 • 12:00 am

Compartir

Para serles sincero, jamás había escuchado hablar de la banda sueca Marduk hasta que se les ocurrió a los diputados de la Asamblea Legislativa recomendar su prohibición de ingreso al país.

Los diputados que votaron a favor de la medida calificaron la presencia de la banda como “una falta de respeto”, hablaron de que la banda lesiona “nuestros principios y valores a quienes tenemos un credo”, otros hablaron de que “distorsiona las mentes de los jóvenes”, etc., etc.

Siempre me da urticaria todo intento de censura o prohibición gubernamental en un país donde ha costado tanto tener libertad de expresión y se ha luchado tanto ante las recurrentes tentaciones de acabar con ella.

No terminaba la controversia sobre Marduk y el flamante ministro de Gobernación y la fracción del FMLN han anunciado su intención de regular la programación y contenidos que se transmiten por cable, televisión, señal abierta y radio, con la nueva Ley de Espectáculos Públicos. ¡Válgame Dios! La nueva inquisición llegó vestida de rojo con estrella blanca.

La hipocresía y la doble moral, el afán de creer que solo lo que a uno le gusta es lo correcto y perfecto, ha sido la esencia de muchas tragedias humanas, acallar, censurar y silenciar es lo peor. El nazismo, el comunismo y casi cualquier dictadura de derecha e izquierda se han erigido en custodios de la moral y las buenas costumbres.

“Se puede medir la salud democrática de un país evaluando la diversidad de opiniones, la libertad de expresión y el espíritu crítico de sus diversos medios de comunicación”, dice el gran escritor peruano y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Cuidado con esa tentación de censura y prohibición. Me asusta lo rápido que se pretende prohibir.