Editorial

jueves 15, noviembre 2018 • 12:00 am

¿De dónde vienen tantas armas ilegales en el país?

Compartir

La posesión de armas de fuego ilegales es una constante en El Salvador. A delincuentes, de todos los niveles, se les puede ver con pistolas, revólveres y hasta fusiles de guerra que utilizan en sus fechorías y para atacar a las autoridades. ¿De dónde viene tanto el tráfico ilegal de armas?.

Solo como un ejemplo, el Ministerio de Defensa informaba ayer que entre 1996 y lo que va de 2018, han destruido 53,059 armas de fuego en la fundidora Corinca. Sumemos a eso todas las armas incautadas por la PNC y las que han formado parte de evidencias de los procesos judiciales. La cifra es impresionante. Precisamente ayer las autoridades destruyeron 1,256 armas de fuego, por órdenes de diferentes tribunales.

¿De dónde viene tanta arma? En diferentes procesos judiciales se han visto hasta oficiales y soldados de la Fuerza Armada involucrados en venta ilegal de armamento. Pero también hay remanentes de la guerra civil y contrabando que el crimen organizado hace en la región.

El combate al tráfico ilegal de armas debe ser una de las claves de cualquier estrategia de seguridad del próximo gobierno. Dar plazos fatales para permitirle a la población honrada la legalización de sus armas e incautar toda aquella que no sea registrada y esté en manos de delincuentes.