Bukele anunció que cada 15 semanas graduarán 1,000 soldados. / G.A.

Nacionales

Cuestionan uso y financiamiento para futuros elementos de la FAES Dudan que en 15 semanas, los futuros soldados sean entrenados en seguridad pública y derechos humanos.

Iliana Cornejo

miércoles 21, julio 2021 • 4:45 am

Compartir

Analistas en seguridad y Derechos Humanos cuestionaron el uso y el financiamiento que tendrán los futuros elementos de la Fuerza Armada de El Salvador, tras el anuncio del presidente de la República, Nayib Bukele, de duplicar su número y llegar a 40,000 efectivos.

Tanto Jeannette Aguilar como Benjamín Cuellar cuestionan el uso que se hará de la institución.

“Toda clase de justificaciones para entregar cada vez más un poder y recursos, porque todo esto va acompañado de recursos a la Fuerza Armada, porque la necesitan como brazo armado para su proyecto político”, señaló Aguilar.

Si la tranquilidad está llegando al país ¿por qué se va a duplicar a la Fuerza Armada? Es lo que me pregunto yo”. Benjamín Cuéllar, defensor de Derechos Humanos

Cuéllar recordó que el uso de la Fuerza Armada, según la Constitución de la República es “excepcional” y no existe esa situación. Recordó que en la historia salvadoreña la Fuerza Armada solo ha reprimido a la población.

“Si ahora, después de dos años que se presume que el gobierno ha controlado la delincuencia, ha logrado la baja de homicidios, de las rentas... si la tranquilidad está llegando al país ¿por qué se va a duplicar a la Fuerza Armada? Es lo que me pregunto yo”, señaló Cuéllar.


La defensora de derechos humanos, Celia Medrano, también cuestiona ¿quiénes serán los nuevos miembros? y la existencia del plan Control Territorial, cuya fase 4 es duplicar a la Fuerza Armada, según el anuncio de Bukele.

“No conocemos ninguna de sus supuestas fases. Es parte de la misma estrategia de empujarnos a confiar en lo que nos dicen simplemente porque el Presidente lo dice. Fomentar la confianza ciega en un supuesto redentor. No hay plan Control Territorial. Hay un imaginario basado en la supuesta seguridad que superficialmente proporciona el ver militares y policias fuertemente armados”, añadió Medrano.

Toda clase de justificaciones para entregar cada vez más un poder (a la FAES), porque la necesitan como brazo armado para su proyecto político”. Jeannette Aguilar, analista en Seguridad

Financiamiento.

Aguilar también cuestiona de dónde saldrán los recursos para financiar al doble de efectivos militares, no solo por el salario, sino porque necesitarán infraestructura, considerando que el actual Gobierno, el presupuesto de la Fuerza Armada ya ha crecido más del 50 %.  “este año se le asignó $220 millones que junto a los préstamos”, manifestó la analista.

No conocemos ninguna de sus supuestas fases. Es parte de la misma estrategia de empujarnos a confiar en lo que nos dicen”. Celia Medrano, defensora Derechos Humanos