Contribuciones especiales pagarían bonos a policías y soldados. / DEM

Política

Cuestionan continuidad de impuesto a la telefonía

Gabriela Villarroel

miércoles 23, octubre 2019 • 12:02 am

Compartir

Diputados de Alianza Republicana Nacionalista (Arena)  cuestionaron al presidente de la República, Nayib Bukele, por incluir la Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia (CESC) en el presupuesto de la nación en 2020, a pesar de haber prometido su derogación durante campaña electoral.

El anteproyecto del presupuesto presentado por el Ministerio de Hacienda incluye las contribuciones especiales el impuesto del 5 % a los servicios de telefonía, cable e Internet; y el 5 % a la utilidad neta de grandes contribuyentes.

De estos fondos, el Estado salvadoreño estima recibir  $129.2 millones, además de $154.4 millones de otras contribuciones, totalizando $283.6 millones, de enero a diciembre 2020.

Diputados de la Asamblea Legislativa cuestionan que se incluya este impuesto en la estimación de ingresos. Alberto Romero, diputado de Arena, aseguró que continuar cobrando este impuesto “sería una promesa incumplida”. “Él dijo que iba a eliminar ese impuesto en campaña electoral, algo también propuesto por Arena, pero ahora dice que continúa”, manifestó.

El 21 de octubre, la comisionada presidencial para Operaciones del Gabinete, Carolina Recinos, confirmó en la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto que se prevé mantener la CESC “porque cuando asume el Gobierno, se encuentra la Policía Nacional Civil que está sin uniformes, que está en una situación bien compleja”.

La Asamblea Legislativa aprobó en octubre de 2015 que los impuestos para la seguridad se tasaran en los servicios de internet y telefonía desde noviembre de 2015, programando su finalización  en noviembre de 2020. Hacienda, no obstante, estima un incremento en la recaudación de la CESC mayor al 8.8 %.


La diputada Margarita Escobar, de Arena, pidió que se deroguen ambos tributos y agregó que el salario de los policías no se puede estar pagando de contribuciones especiales, sino del Fondo General de la Nación.