También afecta el bienestar de la población por la pérdida de ingresos, empleo y un mercado reducido para conseguir un nuevo empleo.

Economía

¿Cuánto va a perder la economía salvadoreña por la crisis del covid-19? El costo de la pandemia no solo abarca la riqueza dejada de producir, sino, también, el bienestar de la población que no se recuperará hasta dentro de años.

Uveli Alemán

lunes 14, diciembre 2020 • 5:30 am

Compartir

La recuperación de la economía salvadoreña del impacto de la pandemia tomará años y en el proceso El Salvador continuará acumulando pérdidas que podrían significar miles de millones de dólares.

José Andrés Oliva, economista de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico (Fusades), calculó a cuánto ascienden las pérdidas irrecuperables de la economía y estimó que podrían llegar entre los $10 y $15,000 millones.

El ejercicio toma de base la tendencia de crecimiento económico que traía el Producto Interno Bruto (PIB, que mide la producción de bienes y servicios de una economía) antes de la pandemia y replica cómo se hubiera comportado sin el efecto del confinamiento, cierre de la economía y el choque externo en los siguientes seis años.

“No separo una acción en específico sino que es el resultado del agregado general (…) No es solo evaluar cuándo regresamos al 2019 porque hacer eso es como incompleto, no refleja en sí mismo el escenario sin lo que ha acontecido”, explicó Oliva.

El ejercicio realizado por Fusades ya antes se había aplicado para evaluar el impacto de la guerra civil y el costo de oportunidad de la economía.

Al ejercicio además se le aplicó valor presente que es “todo el dinero producido o el valor que la economía hubiera generado sin lo que sucedió en 2020” por la pandemia. Ejemplifica que es como cuando una persona deposita $100 en una cuenta bancaria y le genera interés, al siguiente día puede tener $101.02, pero el valor presente sigue siendo $100.

¿Qué significan esas pérdidas?

El dinamismo económico se compara de manera interanual, es decir, los resultados de un trimestre o anual contra el mismo período del año anterior. Sobre esa base, se proyecta que la economía salvadoreña podría caer entre -6.5 % y -9 % en 2020.


Tomando la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI), se estima que el PIB real sea de $23,154 millones en 2020. Esto significa una caída de $2,285 millones frente a los $25,439 millones del 2019,  es decir, una contracción del -9 %.

LE RECOMENDAMOS: Economistas: El Salvador entró en recesión, la segunda de la última década

Para 2021 se espera una recuperación de 4 % y el PIB llegaría a $24,090 millones y, según el organismo, la economía recuperaría su tamaño previo a la pandemia hasta 2023. Una proyección sujeta a la incertidumbre de cuánto pueda durar el nuevo coronavirus en la sociedad, efectividad de la vacuna y recuperación del tejido productivo.

No es solo evaluar cuándo regresamos al 2019 porque hacer eso es como incompleto porque no refleja en sí mismo el escenario sin lo que ha acontecido”.
José Andrés Oliva
Economista de Fusades

Más allá de cuánto se dejó de producir en 2020, el economista hizo énfasis en las cadenas de producción se rompieron por la pandemia ante el cierre de empresas, así, aunque los hogares tengan capacidad de generar trabajo, no hay un tejido productivo que responda a esa necesidad.

“El tiempo que no se produjo cuenta” y es de volver a crear la capacidad productiva, que es el talento, recurso humano, proveedores y todo lo que genera producción. Todo esto tendrá un costo en la economía que requerirá que el país crezca a tasas más altas que las mostrada previo al covid-19, por el orden del 2.5 %.

Ajuste o crecer.

El ejercicio del tanque de pensamiento también incluyó cuánto debe crecer la economía si el Gobierno no quiere aplicar un juste fiscal para ordenar las finanzas públicas que, debido a la pandemia y el estrés fiscal traído en años anteriores, llegarán a niveles históricos con una deuda por arriba del 90 % del PIB.

Las finanzas públicas han entrado en un déficit más severo y crónico. Eso requiere disminuir los gastos o aumentar los ingresos, pero si no queremos hacer ninguna de las dos, la tasa de crecimiento de crecimiento debe ser 9.5 % en 2021”, matizó Oliva.

Significaría que habría que aumentar en cuatro veces la capacidad de producción de El Salvador porque la actual da, en promedio, un avance del PIB del 2.5 %.

¿Qué se perdió en 2020 por el covid-19?

El año cerrará con la peor crisis económica para El Salvador después del Conflicto Armando entre 1980 y 1980. Sus secuelas durarán por años.

  • Empleo: Fusades destacó en su informe de coyuntura económica que el ISSS reportó para agosto pasado 792,520 trabajadores cotizantes, lo que representa una caída neta de 61,588 puestos de trabajo en los últimos 12 meses.
  • Exportación: Las exportaciones de bienes y servicios de El Salvador decrecieron 28.8 % al primer semestre de 2020, equivalente a $1,145.1 millones. Ascendieron a $2,831.5 millones, reflejo del cierre del país y la menor demanda externa.
  • Pobreza: Fusades estima que por la pandemia y el confinamiento los hogares en esta situación pasarán del 31 % a 41 %. También hay familias que pasaron de clase media a pobreza por la pérdida de ingresos durante este año.