Carlos Fernando Chamorro, periodista nicaragüense y director de ‘Confidencial’, brinda declaraciones rodeado de policías en diciembre de 2020, Nicaragua. /Foto: Nayira Valenzuela, Confidencial.

Política

"Cuando el Gobierno ataca a la prensa con impunidad, hay una señal de alerta roja”: Chamorro sobre El Salvador El periodista nicaragüense, perseguido por el régimen de Ortega, advierte que El Salvador debe verse en el espejo de Nicaragua.

Gabriela Villarroel

miércoles 26, mayo 2021 • 1:15 pm

Compartir

El periodista nicaragüense Carlos Fernando Chamorro ve señales de alerta en El Salvador que ya vivió en Nicaragua. En medio de la crisis institucional que atraviesa el país por la destitución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el fiscal general, afirma, las crecientes presiones en contra del Estado de Derecho y los periodistas, son preocupantes.

Chamorro es director del conglomerado de medios El Confidencial, y ha sido blanco de los ataques más sórdidos del régimen de Daniel Ortega, que ha perseguido, acosado y exiliado a periodistas y opositores desde que llegó al poder en 2007.

Durante una entrevista en República 33, de Teleprensa, Chamorro aseguró que El Salvador y el resto de países de América Latina, "deben verse en el espejo de Nicaragua". En El Salvador, particularmente, reconoce "señales de preocupación" como el rompimiento del Estado de Derecho y los ataques a la prensa.

Lo que suceda (en El Salvador) depende de la propia dinámica del país, del Gobierno, de los periodistas. Lo que veo son señales de preocupación (...) Cuando se desmonta el Estado de derecho hay una señal de alerta roja; y cuando el gobierno ataca a la prensa con impunidad, pues también hay una señal de alerta roja”. Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial.

Las declaraciones de Chamorro se dan en medio de una escalada de censura contra los medios en Nicaragua: el pasado 21 de mayo, la Policía orteguista allanó las oficinas del Confidencial y retuvo arbitrariamente a periodistas nacionales y extranjeros que cubrían el asalto al medio.

El periodista aseguró que la crisis en Nicaragua inició con un gobierno que, a pesar de no ser mayoría ─logró ganar con un 37.99 % de los votos─, empezó "tomándose todas las instituciones, desmanteló el Estado de Derecho, y linchó a los periodistas".

(Ortega) siguió con este tipo de campañas para cerrar totalmente el acceso a la información pública, y posteriormente entramos en una etapa en la que se amenazó a los ciudadanos en su ejercicio de la libertad de expresión". Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial.

LE INTERESA: Policía de Nicaragua arresta a periodistas que cubren asalto a El Confidencial

El Salvador, ¿próxima Nicaragua?

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró el pasado 5 de mayo que El Salvador está a punto de convertirse en la próxima Venezuela, Cuba, Nicaragua o Bolivia, con "un poder judicial cooptado y persecución política".

Si el presidente Bukele actúa incorrectamente en los próximos tiempos, agarraría para el camino donde ya están Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia". Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Al ser cuestionado sobre los símiles que encuentra entre El Salvador y Nicaragua, Chamorro aseguró que la instalación de un gobierno autoritario "no es algo que pase exactamente igual en todos los países". Lo que suceda en delante, advirtió, "dependerá de la resistencia de la prensa", la oposición y el sector privado en El Salvador.

"El impedimiento para que se instale un gobierno dictatorial depende de la resistencia y del compromiso de distintos sectores en el país. La prensa es uno, y es quizás la última reserva de libertades", indicó Chamorro.

ENTÉRESE: Amenazan a periodistas en la investigación contra Cristiana Chamorro en Nicaragua

La presidenta de la Asociación de Periodistas en El Salvador (APES), Angélica Cárcamo, aseguró en el mismo espacio de entrevistas que después de la toma de la Sala y la Fiscalía, los periodistas enfrentan un panorama hostil.

Hay un panorama muy hostil para ser periodismo, hay estigmatizaciones, hay acosos a medios de comunicación, amenazas; el Estado mismo está instrumentalizando a sus instituciones para atacar a la prensa”. Angélica Cárcamo, presidenta de la APES.