El tamaño del Estado se ha duplicado durante los últimos años. / DEM

Política

Costo salarial en el Estado aumenta 72.6 % en diez años El precio de la planilla de la Asamblea Legislativa ha subido 65.3 % en una década: gastó $32 millones en 2010, ahora requiere $53 millones para salarios.

Yolanda Magaña

miércoles 17, marzo 2021 • 6:00 am

Compartir

El Gobierno Central –incluye órganos Ejecutivo, Judicial, Legislativo e instituciones– gastará este 2021 el doble en salarios de empleados estatales de lo que se gastó en 2010.

En efecto, el costo de la planilla estatal, sin contar las empresas públicas ni las instituciones descentralizadas, ha aumentado en un 72.6 % de 2010 a 2020: de $1,201 millones a $2,703 millones.

Sin embargo, el presupuesto general estatal aumenta con mayor rapidez.

Desde 2010, el Gobierno no solo aumenta su presupuesto todos los años, sino que, después de aprobado, lo modifica para subirlo más.

Solo en los años 2014 y 2020 esta modificación presupuestaria ha superado los $1,000 millones.

“Si atendiéramos un criterio de crecimiento poblacional, podríamos decir que se justifica en todo caso el aumento de empleados”. Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana


Es decir, en el año 2014, la modificación para aumentar el presupuesto fue $1,279 millones. Y, en 2020, la modificación para aumentar el presupuesto de ese año de la pandemia fue $1,716 millones, llegando a un presupuesto de $7,619 millones.

Sin embargo, en el año de la pandemia, la planilla de empleados estatales tuvo un recorte de $9.9 millones, respecto a lo aprobado.

 

En la Asamblea.

Mientras tanto, el costo de la planilla legislativa ha crecido en la misma década de $32 millones a $53 millones.

De acuerdo al portal de transparencia del Ministerio de Hacienda, el presupuesto para pago de remuneraciones solo ha disminuido apenas 0.5 % en el año 2019.

Los años de mayor aumento de la planilla fueron 2011, cuando la planilla subió de $32.07 a $35.29 millones.

Pero el aumento fue mayor en 2017 y 2018. Fue cuando la Asamblea pasó de gastar $41 millones en remuneraciones en el año 2016, a gastar $46.5 millones en 2017 y $52.2 millones en el año 2018.

“Hay que evitar ese crecimiento desmedido del Estado y no se hace una evaluación real de los trabajadores”. Antonio Morales Carbonel, impulsor de reforma a función pública

En mayo de 2018, el entonces presidente de la Asamblea Legislativa denunció la existencia de plazas fantasmas, algo que es investigado por la Fiscalía General de la República luego de denuncias realizadas por el presidente Nayib Bukele.

El Órgano Judicial, que también se incluye en el Gobierno Central, ha aumentado su presupuesto de $180.4 millones a $270.6 millones en una década, un aumento del 50 %.

El presupuesto judicial de salarios subió 53 % en una década, de $141.2 millones a $216.7 millones.

 

¿Justificado?

La necesidad o no del aumento en el costo de las plazas es relativo. Según el director de Acción Ciudadana, Eduardo Escobar, es necesario analizar si el crecimiento de las plazas está en función de la demanda de la población, en instituciones como la Policía Nacional Civil (PNC) o la atención hospitalaria. Sin embargo, en la Asamblea Legislativa se implementó la radio y televisión legislativa para informar.

Por ejemplo, sería justificado el incremento de plazas cuando se creó el Instituto de Acceso a la Información Púbica (IAIP), la institución pública encargada de defender el derecho de acceso a la información pública.

“Los nuevos diputados deberían llevar uno o dos asesores, pero retomar al personal que ya está ahí: al motorista, la ordenanza”. Luis Ortega, Srio. del sindicato de trabajadores Asamblea

Lo que hay que investigar, advierte, es si esas plazas son frutos del pago de favores políticos y que se lleven personas que no son necesarias para el Estado.