El Mundo

Cortes de inmigración colapsan en EEUU por desbordado flujo de migrantes Las cortes de inmigración registran un atasco de 892,517 casos; a pesar de que Trump dice acelerar los procesos, su política no ha dado resultado.

Redacción Internacional DEM

martes 28, mayo 2019 • 12:01 am

Compartir

El atasco en las cortes de inmigración estadounidenses se elevó a 892,517 casos al 30 de abril, según datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, informó la cadena Univision.

El 17 de marzo el director de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) le dio la bienvenida a 31 nuevos jueves que se sumaron a los 414 que se encontraban en servicio en ese momento, pero al tiempo que el gobierno de Donald Trump agrega refuerzos a los tribunales para sacar adelante su política migratorio, otros renuncian o piden sus retiros.

El exfiscal general adjunto, Rod Rosentein, poco antes de retirarse del Departamento de Justicia, dijo que Trump había contratado más jueces de inmigración en la primera mitad de su gobierno que en los siete años anteriores, durante Barack Obama.

Desde finales de enero de 2017 hasta octubre del 2018 un total de 128 jueces de inmigración tomaron posesión de sus cargos. Y en 2018 más de 100 nuevos jueces fueron contratados, según datos del EOIR.

El TRAC dice que el número de nuevos jueces contratados durante los primeros seis meses del año fiscal 2019 (octubre del 2018 a marzo del 2019) fueron 47. Pero el esfuerzo no ha dado los resultados esperados por Trump.


Al 30 de septiembre del año pasado el número de casos alcanzaba los 768,257, mientras que seis meses más tarde y con más jueces, el número de casos acumulados es de 892,517. A pesar de las promesas de Trump de acelerar los procesos para descongestionar el atasco en las cortes de inmigración, el problema sigue. Y es probable que en el corto plazo la cifra de acumulados sobrepase el millón.

Prohibición de archivar casos de inmigrantes sin antecedentes

La decisión tomada el año pasado por el entonces fiscal general, Jeff Sessions, de prohibir a los jueces archivar casos de deportaciones de inmigrantes sin antecedentes criminales y buscar nuevas fechas de sus casos en los tribunales, ha provocado problemas cuyas consecuencias todavía no se conocen en su totalidad; pero expertos aseguran que posiblemente sea una de las causas que provoquen el aumento de los casos de inmigración estancados en las cortes.