La Corte de Cuentas de la República (CCR) no ha tenido acceso a información completa y oportuna sobre gastos de Salud, Obras Públicas y donaciones hechas a instituciones públicas por la pandemia de COVID-19, indica un informe del ente contralor remitido a la Asamblea Legislativa.

Política

Corte de Cuentas sin información suficiente de la emergencia

Gabriela Villarroel

lunes 25, mayo 2020 • 12:02 am

Compartir

La Corte de Cuentas de la República (CCR) no ha tenido acceso a información completa y oportuna sobre gastos de Salud, Obras Públicas y donaciones hechas a instituciones públicas por la pandemia de COVID-19, indica un informe del ente contralor remitido a la Asamblea Legislativa.

En el documento, firmado por Carmen Elena Rivas, presidenta de la Corte de Cuentas, se detalla “la falta de entrega o demora en proporcionar información para el examen” que realiza desde el inicio de la emergencia nacional.

Arena, FMLN y PDC han detenido transferencias de financiamiento externo por la falta de información al congreso.

El pasado 20 de mayo, el presidente Nayib Bukele justificó la postura del Gobierno de no remitir informes detallados de gastos al primer órgano de Estado, aduciendo que es competencia de la Corte de Cuentas y no de la Asamblea.

Sin embargo, la Corte no está recibiendo toda la información necesaria. En su carta, la presidenta certifica que el ministro de Salud, Francisco Alabí, fue nombrado como “enlace” con el equipo de auditores, pero fue destituido de ese rol sin que el equipo recibiera información de quién lo sustituye.

En cuanto a Obras Públicas, el equipo de auditores asegura que la falta de entrega de información expedita ha generado limitantes incluso para tener conocimiento sobre los aspectos auditados, específicamente en el hospital de especialidades que se construye en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco, obra valorada en $70 millones.


De acuerdo al informe las instituciones públicas tampoco tienen “control absoluto sobre todas las donaciones nacionales e internacionales” en el marco de la emergencia; debido a que muchas son entregadas directamente a albergues u otras entidades “sin que esta sea recopilada y centralizada” por el Gobierno.