Torres (de azul) debe cumplir reglas de conducta. / J.C.V.

Nacionales

Coronel queda libre pero condicionado a medidas

Juan Carlos Vásquez

sábado 16, febrero 2019 • 12:02 am

Compartir

El coronel Carlos Antonio Torres Umanzor permanecerá durante tres años bajo vigilancia judicial y condicionado a una serie de reglas de conducta, para que al finalizar el período establecido se le extinga la acción penal por tres delitos que la Fiscalía General le atribuye.

El militar fue procesado en el Juzgado Cuarto de Paz de San Salvador y se le aplicó la suspensión condicional del procedimiento regido en el artículo 24 del Código Procesal Penal.

Esta figura legal es para delitos que no sobrepasen los tres años de prisión y para que un juez la aplique debe solicitarla una de las partes, pero el principal requisito es que el imputado admita los hechos, además que haya conciliado por los daños causados con su accionar delictivo.

El militar fue capturado en flagrancia el pasado lunes a eso de las 9:30 de la mañana, en la colonia Campos Villavicencio, ubicada al final de la 25 calle Oriente, sobre Calle IVU, de San Salvador, tras disparar al aire y decirle a un vecino que lo iba a matar y que en el pecho le iba a disparar.

Al aplicarle la suspensión condicional del procedimiento, el imputado no podrá cambiar de domicilio ni consumir bebidas alcohólicas, tampoco podrá acercarse a la víctima y deberá asistir a un tratamiento psicológico.

Se informó que por el delito de amenazas agravadas en perjuicio de Salvador S. la jueza que conoció el caso autorizó la conciliación y las reglas de conducta por este ilícito, y deberá cumplirlas por un año.