Opinión

Corea impulsa una gran transformación Tareas como el establecimiento de la conectividad y el cambio climático son tareas comunes de cooperación mundial que no pueden lograrse solamente con los esfuerzos de Corea.

Park Sojeong, Segunda Secretaria de la Embajada de Corea en El Salvador

lunes 22, noviembre 2021 • 12:00 am

Compartir

La etimología del término "crisis" viene de la antigua palabra griega krisis, que significa "un juicio emitido por un médico en el punto de inflexión de una enfermedad". A partir de ahí, podemos conocer no solo que la enfermedad siempre ha sido una gran crisis para la humanidad desde la época antigua hasta ahora, sino también lo importante que es tener juicios oportunos en situaciones de crisis. Como la condición del paciente puede empeorar o mejorar según el tipo de juicio que tiene el médico, dependiendo del juicio que haga en una situación de crisis, puede hacer que la crisis sea más grave o por el contrario, no solo mejorar la crisis, sino también convertirla en una oportunidad.

El mundo entero se enfrenta a una gran crisis debido a la amenaza del 'virus COVID-19' que nunca antes habíamos experimentado. La pandemia del COVID-19 también ha tenido un gran impacto en Corea del Sur que es una potencia económica. En el segundo trimestre de 2020, las exportaciones de Corea se redujeron en más de un 20% en comparación con el año pasado, y los trabajadores independientes, que representan más de una cuarta parte de todos los trabajadores, también están experimentando graves dificultades financieras. La tasa de crecimiento económico de Corea en 2020 fue de alrededor del -1%, registrando un crecimiento negativo por primera vez desde la crisis financiera experimentada por Corea en 1997.

Ante esta situación, el Gobierno coreano anunció la política del “New Deal Coreano” en julio de 2020. Esto se trata de un proyecto de innovación nacional a gran escala para superar la crisis provocada por COVID-19 y diseñar un nuevo futuro para Corea. El New Deal Coreano consta de dos ejes que son: el “New Deal digital” y el “New Deal verde”. 

El “New Deal Digital” tiene como objetivo liderar la industria de la información y las comunicaciones que se va a desarrollar después del COVID-19. El "New Deal Verde" es una política para transformar la actual economía dependiente del carbono en una economía ecológica y prevenir futuras crisis ambientales mediante el fomento intensivo de empresas ecológicas. El gobierno planea invertir 49 billones Krw en New Deal Digital y 61 billones Krw en New Deal Verde para 2025.

El New Deal Digital es una estrategia para aumentar la productividad mediante la digitalización de todas las industrias mediante el uso de la tecnología de la información y la comunicación (ICT) en las que Corea tiene fortalezas. Recopila datos para cada sector importante de la industria, y la tecnología de inteligencia artificial analiza y combina los datos recopilados para hacer que la industria tradicional existente sea inteligente. Por ejemplo, el "Proyecto de construcción de infraestructura médica inteligente" construye un hospital inteligente equipado con una red de comunicación móvil 5G (5G) y capacidades de recopilación y análisis de datos digitales. Un hospital inteligente puede recopilar datos por edad, sexo y enfermedad subyacente sobre enfermedades, y realizar un seguimiento y colaboración no presencial en tiempo real entre instituciones médicas a través de la infraestructura digital. El Gobierno coreano planea construir hasta 18 hospitales inteligentes de este tipo para 2025 y desarrollar software de inteligencia artificial que pueda diagnosticar con precisión para 20 enfermedades. 


El New Deal Verde es una política que respalda el objetivo del Gobierno coreano de lograr la neutralidad de carbono para 2050. Es un plan para ampliar el suministro de energía nueva y renovable mediante la creación de una infraestructura de energía más práctica, nueva y renovable en la que los residentes puedan participar y utilizar activamente la movilidad verde, como los vehículos eléctricos y de hidrógeno. El gobierno va a apoyar la conversión de las industrias tradicionales que emiten carbono, como la generación de energía a base de carbón, en industrias nuevas y relacionadas con la energía renovable e invertir intensamente en el desarrollo de tecnología de fuente de hidrógeno para aumentar la capacidad actual de generación de energía renovable hasta 3,5 veces más para 2025. Además, Corea dispone de fabricantes de automóviles de talla mundial como Hyundai y Kia. El Gobierno coreano está apoyando a estas empresas coreanas para liderar los futuros mercados de automóviles, como los vehículos eléctricos y de hidrógeno. En febrero pasado, el Grupo Hyundai Motor y una entidad gubernamental acordaron crear un fondo de inversión en automóviles del futuro por 200 mil millones Krw. Este fondo se va a utilizar para la investigación y el desarrollo de piezas clave para vehículos eléctricos de hidrógeno y la expansión de la infraestructura de recarga.

La versión coreana del New Deal, por supuesto, estará junto a la comunidad internacional. Tareas como el establecimiento de la conectividad y el cambio climático son tareas comunes de cooperación mundial que no pueden lograrse solamente con los esfuerzos de Corea. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, asistió a la Cumbre P4G celebrada por Corea a través de video conferencia en mayo y enfatizó el crecimiento inclusivo de la comunidad internacional para responder a la crisis económica causada por COVID-19. Así mismo, recientemente el gobierno de El Salvador está prestando especial atención a la informatización administrativa, etc. Por otro lado, Corea y El Salvador ya están llevando a cabo una cooperación real en campos como la salud médica, la educación y la respuesta al cambio climático. Se espera que Corea y El Salvador que cooperan conjuntamente y comparten los mismos valores, puedan superar juntos la crisis actual y dar un salto hacia adelante.