El Club R3 de Yamaha El Salvador se convirtió en el anfitrión turístico de 21 motociclistas del Club Gixxer Guatemala, quienes el fin de semana pasado emprendieron una rodada de 350 kilómetros con el único objetivo de conocer uno de los destinos turísticos más hermosos de El Salvador: La Costa del Sol.

Deportes

Convivio de Titanes

Redacción Deportes

jueves 26, julio 2018 • 12:00 am

Compartir

El Club R3 de Yamaha El Salvador se convirtió en el anfitrión turístico de 21 motociclistas del Club Gixxer Guatemala, quienes el fin de semana pasado emprendieron una rodada de 350 kilómetros con el único objetivo de conocer uno de los destinos turísticos más hermosos de El Salvador: La Costa del Sol.

Tal como se había pactado, el club nacional, comandado por el popularmente conocido como “Ciclope”, recibió a tempranas horas del sábado 21 de julio en la frontera de Las Chinamas a la expedición de motociclistas provenientes de Ciudad de Guatemala.

Tras el apretón de manos, ambos clubes emprendieron camino dirigiéndose por la Ruta de las Flores, bajando por Sonsonate para incorporarse a la Litoral. La primera pausa fue en el restaurante Las Perlitas, en el municipio de Jicalapa, departamento de La Libertad. Tras el almuerzo, la expedición continuó hasta el Hotel Bahía del Sol, destino elegido por los guatemaltecos.

“En este viaje tuvimos muy buenas experiencias, muy buenas rutas, y gracias a Dios todo nos salió como lo habíamos planeado. Fue un viaje lleno de amistad y de hermandad, y tuvimos la oportunidad de conocer una nueva playa, la Costa del Sol, fue muy bonito”, expresó complacido Gerson Arenales, vicepresidente de Gixxer Guatemala.

El viaje finalizó la tarde del domingo 22 con la despedida entre ambos clubes, frente a la misma puerta: Las Chinamas.

Tras el acompañamiento, “Ciclope” se mostró satisfecho de poder atender a la hermandad de motociclistas de todo Centroamérica,a casi un año de existencia del Club R3 de Yamaha.