Editorial

lunes 25, octubre 2021 • 12:00 am

Continúa el drama de nuestros migrantes Las cifras de la migración ilegal salvadoreña han continuado creciendo. En muchos casos, se trata de familias enteras que salen.

Compartir

Una nueva caravana de migrantes centroamericanos -salvadoreños incluidos- además de haitianos, se enfrentó el sábado a las autoridades del sureño estado de Chiapas, en México, para pedirle “papeles de asilo y una autorización de empleo” al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Están desesperados porque no logran pasar hacia Estados Unidos y los han dejado entrampados en la fronteriza ciudad de Tapachula.

Lamentablemente, México suele tener ese doble discurso de hablar a favor de sus migrantes en Estados Unidos pero reprimir a los migrantes extranjeros en su territorio, como hemos visto en el maltrato que se ha dado a esas caravanas.

El drama de la migración continúa creciendo y evidentemente es porque esta gente no encuentra las condiciones económicas y de seguridad mínimas para desarrollar sus vidas en El Salvador y en los países vecinos.

Precisamente el viernes, el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos divulgó las estadísticas sobre aprehensiones de migrantes en la frontera sur de los Estados Unidos y son números preocupantes.

El éxodo de migrantes salvadoreños hacia Estados Unidos en 2021 ha sido cinco veces mayor que en 2020. El número de familias aprehendidas pasó de  4,579 el año pasado a  37,490 hasta septiembre pasado. Son números que merecen una profunda reflexión de parte de las autoridades y de la sociedad. Nuestra gente se sigue yendo hacia Estados Unidos porque no encuentra cómo sobrevivir aquí o aún enfrenta condiciones de inseguridad demasiado peligrosas, esa es la realidad. Nadie abandona su hogar a menos que enfrente condiciones insalvables.