Entre las zonas con potencial para el desarrollo de nuevos proyectos habitacionales está la del nuevo bypass en la carretera al Puerto de La Libertad. / MOP

Economía

Constructores apuestan por impulsar vivienda de interés social

José A. Barrera

martes 8, septiembre 2020 • 12:02 am

Compartir

El sector inmobiliario también fue golpeado por la crisis, pero fuentes consultadas por Diario El Mundo consignan que la afectación es menor de lo esperado.

Luis Dada, presidente la Cámara Salvadoreña de la Industrias de la Construcción (Casalco), dijo que como entidad están monitoreando la evolución del rubro y anticipa que, aunque se cayeron algunas ventas por la crisis del covid-19, estas han retomado ritmo “y se han continuado con la normalidad de la colocación de la vivienda y la demanda, lo cual es sumamente importante porque eso dinamiza a la banca y permite que el desarrollador continúe”.

Elías Arévalo, gerente de operaciones de Grupo Roble, explicó que esperaban que la crisis implicara un golpe mayor. “Esperábamos más”, dijo y agregó que creen que los clientes “lograron hacer un cierre, reservar y mantenerse. Tenemos fe y somos positivos de que esto pueda mejorar”, destacó.

Indicó que Grupo Roble avanza en el desarrollo de su proyecto Paseo del Prado y que gracias a los permisos otorgados en su momento pudieron reactivar las obras, mantener activa la promoción de la vivienda. “Hemos tenido personas que tenían sus procesos activos con bancos y han podido retomarlos y los bancos les han ayudado y han generado ventas, menos de lo normal, pero sí están activos”, puntualizó.

José Antonio Velásquez, director ejecutivo de Casalco, explicó que como gremial buscan dar un mayor impulso al sector y anticipó que están avanzando en la propuesta de Ley de Inclusión Habitacional.

“Esta ley va enfocada no exclusivamente a beneficiar la construcción de vivienda nueva, por una adición que hicimos, sino que también a mejoras de condiciones de otro tipo de vivienda”, dijo Velásquez que considera que en este plan será necesario contar con el respaldo del Ejecutivo y una estrategia de agilización de trámites.