El sector de construcción fue el más dinámico de la economía salvadoreña en 2019, con un crecimiento del 12 %. / DEM

Economía

Construcción proyecta más de $1,300 mills. de inversión durante 2020 Empresarios prevén que la industria mantenga un desempeño positivo, como en 2019 que logró crecer un 12 %.

Redacción Economía

sábado 29, febrero 2020 • 12:02 am

Compartir

Fue el más dinámico, generó más empleos, y recuperó la economía salvadoreña a mediados de 2019, así destacó la industria de la construcción el año pasado y ahora apunta a mantenerse como uno de los principales pilares del país con una proyección de inversión que superaría los $1,300 millones.

La industria se colocó en 2019 como el sector más pujante de la economía con un crecimiento hasta el tercer trimestre de 12.5 %, según el Banco Central de Reserva (BCR). Ese avance es hasta siete veces más alto que el 5.5 % mostrado en mismo período de 2018.

Giuseppe Angelucci, presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco), prevé que el sector mantenga ese buen desempeño en 2020 con una inversión que superaría los $1,300 millones, anclado al dinamismo que podrían presentar los proyectos de infraestructura pública.

Desde hace ocho años, la Casalco pide a las carteras de Estado que presenten a sus agremiados los planes de inversión pública en infraestructura para cada ejercicio fiscal. Este viernes, funcionarios del Ejecutivo anunciaron que la ejecución rondaría los $836 millones y sería superior en más de $200 millones a los resultados mostrados en los años anteriores.

Los mayores capitales de la gestión estatal se observan en la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), el Ministerio de Obras Públicas (MOP), el Fondo de Conservación Vial (Fovial) y la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA).

El sector de construcción aporta cerca del 40 % de la inversión nacional y estimula varias cadenas productivas de la economía, en tanto que la gremial estima que en El Salvador se generan más de 200,000 empleos relacionados a esta actividad.


Angelucci indicó que para 2020 se ha pedido al Ejecutivo definir si retomará el plan de inversión de infraestructura que elaboró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que supondría duplicar la ejecución en proyectos como energía, movilidad y agua, así como retomar las negociaciones para una ley de incentivo de vivienda social.

El vocero de la gremial anunció que se ha solicitado apoyo a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para acelerar la entrega de trámites que por “hoy es una telaraña de solicitudes”. “Aprovechamos a señalar que para que la ejecución sea fluida también debe prestarse atención a la agilidad con la que cada institución otorgará los permisos a las empresas constructoras”, sumó.

Para Casalco, la ejecución de los recursos es de “suma importancia” en al menos el 85% de los fondos asignados. Los datos del BCR indican que la inversión bruta pública cerró en 2019 en $798.34 millones y fue $96,000 menos frente a los $799.30 millones de 2018.

Por su parte, Romeo Rodríguez, ministro de Obras Públicas, anunció que la cartera de Estado invertirá más de $200 millones, en proyectos como la ampliación de la carretera del Litoral, desde la playa El Obispo hasta El Zonte, por un monto de $145 millones, o la renovación de vías y pavimentación por $15 millones.

¿Cómo mueve el sector construcción a la economía?

 

Acelera PIB

La industria de la construcción apalanca varios sectores de la economía. En 2019, fue el rubro que más creció y logró que el PIB se recuperara en el tercer trimestre a un 2.7 %. Construcción aporta el 5 % del PIB e inmobilario genera hasta un 7 %.

Empleos

Construcción también es uno de los mayores generadores de oportunidades laborales por su conexión con otras ramas de la economía, Casalco estima que se generan entre 200,000 y 250,000 empleos directos e indirectos.

Inversión

La construcción aporta entre el 40 % y 43 % de la inversión nacional, y estimula el desarrollo de apartamentos, viviendas horizontales, oficinas y comercio, además de conectividad. Para 2020 se prevé una ejecución superior de $1,300 millones.