José Luis Merino es un histórico líder influyente del FMLN y ahora alto funcionario de Gobierno.

Política

Congresistas EE.UU. piden investigar a José Luis Merino por nexos con crimen organizado Tildan papel de Merino en organizaciones criminales "amenaza significativa para los EE.UU."

Redacción Política

jueves 22, junio 2017 • 11:35 am

Compartir

Congresistas republicanos y demócratas pidieron el lunes al secretario del tesoro de los Estados Unidos, Steven T. Mnuchin, que investigue las actividades bancarias relacionadas con Estados Unidos de José Luis Merino, alto líder del Gobierno salvadoreño y del FMLN, debido a su relación “de larga data con criminales transnacionales” investigados por narcotráfico y lavado de dinero.

La solicitud es firmada por los congresistas demócratas Albio Sires, Eliot Engel, Joaquín Castro, Gregory Meeks, Adriano Espaillat, Robin Kelly y Norma Torres; y los republicanos Jeff Duncan, Ileana Ros-Lehtinen, Carlos Curbelo, Mario Diaz-Balart, Chirstopher H. Smith, Ted S. Yoho y Michael T. McCaul.

Ellos aseguraron en la misiva que Merino tiene un “aparente papel central” en “múltiples organizaciones criminales que operan en toda Latinoamérica” y que esto es “una amenaza significativa para los Estados Unidos”. Por ello, los legisladores estadunidenses llaman a aplicar la “Ley para la Designación de Cabecillas del Narcotráfico en el Extranjero” para hacer la investigación a Merino.

Te puede interesar >> Marco Rubio acusa a dirigente del FMLN de lavado y tráfico de armas

La carta cita que según fuentes públicas las estructuras financieras controladas por Merino “han adquirido cientos de millones de dólares de riqueza inexplicable” para apoyar a las guerillas de las FARC en Colombia, funcionarios corruptos de Venezuela y otros criminales “moviendo fondos a lugares seguros”.

Merino es conocido por Ramiro Vásquez y fue nombrado el 20 de octubre de 2016 como viceministro para la Inversión y Financiamiento para el Desarrollo, una nueva cartera que fue creada y está adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores en un rango equivalente a viceministro de Relaciones Exteriores. El cargo le permite tener inmunidad diplomática, es decir, no responde por los delitos que cometa ante tribunales comunes.


Los funcionarios estadounidenses argumentaron que el combate del crimen y la violencia en Centroamérica “es una prioridad bipartidista” en el Congreso, que asignó $1,400 millones a la región en los últimos dos años, y que es el secretario del Tesoro quien tiene las herramientas para “impedir que criminales tengan acceso” al sistema financiero de Estados Unidos.